Efecto e impacto social: se parecen mucho, pero no son lo mismo.