Entradas

Sustentarse_inteligencia social y clima organizacional

Inteligencia Social y Clima Organizacional

La inteligencia social es aquella capacidad que posee una persona para desempeñarse en su entorno de la mejor manera, de tal modo que se le facilite manejar situaciones cotidianas que son complejas gracias a sus niveles de interacción ya sean verbales (comunicación) o simbólicas (implicaciones culturales).

En otras palabras, la inteligencia social está ligada a todas las capacidades que se debe desarrollar para una óptima relación con el otro y puede tomarse como una habilidad utilizada en el ambiente en el que la persona se encuentre, ambiente que incluye las personas que nos rodean; es un proceso psicológico que se desarrolla en contextos psicosociales.

(Martínez y Salido, 1992).

Dimensiones de la inteligencia social

La Inteligencia Social está formada por dos habilidades sociales de competencia social y reconocimiento, sin embargo, Pelachano en 1983 diferencia cinco dimensiones en los problemas interpersonales a nivel conceptual, los cuales son tomados en cuenta al momento de evaluar el nivel de inteligencia social que posea una persona.

Las dimensiones son:

1. Asunción de perspectivas diferentes a la propia con el fin de poder contemplar desde cada una de ellas el tipo y características que posee el problema.

2. Generar alternativas diferentes de solución ante un mismo problema planteado.

3. Atribución de causas sociales a los problemas interpersonales. Se trata de buscar causas posibles y plausibles.

4. Previsión de consecuencias propias y/o ajenas, a partir de acciones ajenas o propias para poder resolver cursos de acción.

5. Articulación de medios para logro de fines, elaborar planes de acción que lleven consigo tanto los puntos a resolver como la previsión de posibles obstáculos.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Inteligencia Social y Clima Organizacional

Desarrollamos e impartimos cursos y talleres enfocados a las necesidades y características de cada organización.

Sustentarse

Información relacionada con la inteligencia social

A través de las investigaciones que se han realizado alrededor de la inteligencia social se ha encontrado información acerca de elementos que están implicados, algunos son:

  • La amígdala, la corteza frontal ventromedial y la corteza somatosensorial derecha, entre otros, son estructuras que juegan un papel fundamental en la orientación de los comportamientos sociales, los cuales intervienen entre las representaciones de percepción de estímulos socialmente relevantes, y la obtención de comportamientos que tales estímulos pueden desencadenar.
  • Astucia social, consta en ser hábil en hacer sentir atendidos, respetados e interesantes a las personas con las que se interactúa de tal modo evitar dejar la sensación de incomodidad o desagrado y todo lo que ello conlleva.
  • La respuesta a situaciones sociales, es decir, el cuan consiente se es de la situación en la que se encuentra.

Es improductivo estancarse en una sola posición siendo esta netamente egocéntrica, y sin ser producto de una discusión con razones lógicas; por lo tanto hace parte de la IS como factor positivo la capacidad de usar la intuición y la lógica al momento de exponer o no una idea, con ayuda de la observación de señales tanto verbales como no verbales. Enlazado a ello se encuentra un elemento que se debe tener en cuenta a la hora de tratar de entender las interacciones sociales, este es el manejo del espacio, y el cómo éste modula comportamientos casi imperceptibles pero que demarcan los comportamientos tanto propios como ajenos.

  •  La presencia, tomada como el lenguaje corporal, apariencia física y comportamiento específico. Esta puede marcar en las demás personas con las que se interactúa una impresión, ésta tiende y a veces de manera necesaria a modificarse dependiendo del contexto en el que se encuentre la persona.
  • Autenticidad, se refiere a que la persona sea capaz de entender y tener claro tanto sus motivaciones como a sus objetivos, está ligada a la inteligencia emocional.
  • La comunicación, una persona es capaz de adaptar su lenguaje al contexto cultural de tal modo que le sea más importante la forma como se expresa que lo que dice y así lograr claridad.
  • Empatía, entendida como la habilidad de entender los sentimientos de los demás.

Que se entiende por clima organizacional

El clima organizacional es una característica de las empresas (Schneider y Snyder, 1975) que se desprende de las descripciones que los sujetos realizan acerca de las políticas, prácticas y condiciones que existen en el ambiente de trabajo (Lotito, 1992).

El Clima Organizacional es la percepción que los miembros de una organización se crean de las características más inmediatas que le son significativas, que la describen y diferencian de otras organizaciones. Estas percepciones influyen en el comportamiento organizacional (Rodríguez, 1999).

Es el conjunto de percepciones compartidas que las personas se forman de las realidades del trabajo y de la empresa, teniendo un valor estratégico por que alimenta la formación de juicios acerca de las realidades laborales. A su vez los juicios determinan las acciones, reacciones y decisiones de las personas.

(Toro, 2001).

Litwin y Stringer (1968) opinan que el clima organizacional son los efectos subjetivos, percibidos del sistema formal, el “estilo” informal de los administradores y de otros factores ambientales importantes sobre las actitudes, creencias, valores y motivación de las personas que trabajan en una organización dada.

Waters (1974) complementa esta definición al comentar que el clima organizacional son las Clima Organizacional 10 percepciones que el individuo tiene de la organización para la cual trabaja, y la opinión que se haya formado de ella en términos de autonomía, estructura, recompensas, consideración, cordialidad y apoyo.”

Forehand y Gilmer en 1964 definen el clima como: “El conjunto de características permanentes que describen una organización, la distinguen de otra e influye en el comportamiento de las personas que la forman.”(Dessler, 1993).

El otro enfoque es subjetivo y fue propuesto por Halpin y Croft en 1962 definen el clima organizacional desde un enfoque mas subjetivo, para ellos el clima es “La opinión que el empleado se forma de la organización” (Dessler, 1993).

Tema relacionado:

James y Jones en 1974 definen al clima organizacional desde tres puntos de vista, éstos son:

La medida múltiple de atributos organizacionales, definiendo al clima organizacional como “Un conjunto de características que:

a) Describen una organización y la distinguen de otras (productos, servicios, organigrama, orientación económica.

b) Son relativamente estables en el tiempo.

c) Influyen en el comportamiento de los individuos dentro de la organización.

La medida perceptiva de los atributos individuales, definiendo al clima organizacional como “Elementos meramente individual relacionado principalmente con los valores y necesidades de los individuos más que con las características de la organización”.

La medida perceptiva de los atributos organizacionales, tomando al clima organizacional como “Una serie de características que:

a) son percibidas a propósito de una organización y/o de sus unidades (departamentos), y que

b) pueden ser deducidas según la forma en la que la organización y/o sus unidades actúan (consciente o inconscientemente) con sus miembros y con la sociedad” (Brunet, 1997).

Gellerman en el año 1960 introduce el término de clima organizacional influenciado por los trabajos de Lewin (1939), posteriormente Litwin y Stringer (1968) también trabajan este término.

En general al trabajar el concepto de clima organizacional se toma en cuenta el conjunto de atribuciones que se hacen al ambiente de trabajo, sin embargo algunos autores toman en cuenta la percepción individual sobre las cualidades mientras que otros autores toman en cuenta el conjunto de características que definen objetivamente a una organización.

Dessler plantea que no hay un consenso en cuanto al significado del término, las definiciones giran alrededor de factores organizacionales puramente objetivos como estructura, políticas y reglas, hasta atributos percibidos tan subjetivos como la cordialidad y el apoyo. En función de esta falta de consenso, ubica la definición del término dependiendo del enfoque que le den los expertos del tema; el primero de ellos es el enfoque estructuralista del año 1964 de Forehand y Gilmer, y el otro enfoque es subjetivo y fue propuesto en 1962 por Halpin y Croft (Dessler 1993).

El clima organizacional es una de las variables que interviene entre los factores del sistema organizacional y el comportamiento individual de las personas implicadas, además es relativamente estable en el tiempo y puede ser un punto crítico al diferenciar una organización de otra o dentro de la misma empresa diferenciar diferentes unidades de negocios.

El clima organizacional es la cualidad o propiedad del ambiente organizacional que perciben o experimentan los miembros de la organización en la que se encuentran y que influye en su comportamiento. Es favorable cuando proporciona la satisfacción de las necesidades personales y la elevación moral de los miembros, y desfavorable cuando no se logra satisfacer esas necesidades.

(Chiavenato,1999).
Fuente: https://handbook.usfx.bo

Podrías leer también:

Sustentarse_¿Qué es un reporte de sostenibilidad?

¿Qué es un reporte de sostenibilidad?

¿Qué es un reporte de sostenibilidad?

Los reportes son una herramienta de comunicación sumamente útil para transmitir los resultados económicos, sociales y ambientales de la empresa a los distintos grupos de interés. Sirve para mejorar la competitividad mediante la creación de lealtad y respaldo de los empleados. Además construye confianza en los clientes y genera colaboración con los proveedores. Por todo esto el informe de sostenibilidad constituye una forma altamente efectiva de establecer y reforzar vínculos sólidos con los grupos de interés de la organización.

Las empresas tienen la necesidad de comunicar sus acciones relacionadas con la RSE de forma de mostrar a la comunidad lo que están haciendo para mejorar la sociedad, lo que le repercute en una mayor fiabilidad por parte de los clientes y consecuentemente mejorando la imagen de marca.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR 

sustentarse_¿Qué es un reporte de sostenibilidad?

El reporte debe ser tomado como un instrumento estratégico de comunicación. Si bien el informe es la parte visible, existen otras partes igualmente importantes dentro del proceso de realización de un reporte, por ejemplo, el hecho de conformar los equipos de trabajo, relevar los datos, procesarlos y darle forma. Esta parte es fundamental para que los empleados desarrollen un vínculo más estrecho con la compañía ya que van a conocer de cerca que es lo que esta realiza y que ellos son parte de la misma.

¿Sostenible o sustentable?

El nombre de estas publicaciones provienen del inglés “Sustainability Report”, que fue traducido en algunos casos como reportes de sustentabilidad. Dado que en rigor esta denominación significa “que pueda sustentar o defender con razones” la traducción más acertada es sostenible, “que se puede mantener por sí mismo”.

“Desarrollo económico que, cubriendo las necesidades del presente, preserva la posibilidad de que las generaciones futuras satisfagan las suyas”.

Beneficios de realizar el reporte de sostenibilidad

La creciente complejidad del contexto global en lo referido a lo económico y social, las presiones que sobre las empresas ejercen cada vez más consumidores, sectores ambientalistas y organizaciones no gubernamentales, y el clamor por una mayor transparencia en la forma de hacer negocios plantean al empresariado nuevos desafíos.

Como respuesta a estos desafíos, vislumbramos una progresiva tendencia a transparentar las acciones empresariales a través de informes de sostenibilidad. El reportar se está convirtiendo en un imperativo: No solo la sociedad demanda más transparencia, también muchos analistas financieros toman a los reportes de sostenibilidad como un documento importante dentro de sus evaluaciones de las compañías.

Más allá de esta exigencia en aumento, existen razones por las cuales las empresas encuentran importante beneficios por el hecho de reportar: El reporte representa la integración de la RSE en la visión y la estrategia de la compañía, lo que genera valor económico para competir.

La comunicación crea ventajas competitivas para la compañía ya que este proceso eleva la reputación corporativa, lo que le brinda a la empresa la “licencia para operar”, requisito importante para mantener buenas relaciones con la comunidad. Otra ventaja del informe es que incide sobre la operación interna, ya que motiva al personal por sentirse involucrado en la elaboración del reporte o por participar en actividades de RSE que son incluidas dentro del informe. También atrae y retiene al personal altamente calificado.

Un beneficio fundamental del reporte es que construye relaciones con todos los públicos de interés , o stakeholder, los cuales están formados por empleados, accionistas, proveedores, clientes, comunidad en general, estado, etc. ¿Toda organización puede reportar? Los beneficios de reportar son amplios y suficientemente poderosos como para incentivar a las organizaciones a publicar informes de sostenibilidad. Su publicación es voluntaria y generalmente se emite junto con los estados contables en forma anual. Algunas organizaciones prefieren empezar reportando bianualmente y luego cuando están lo suficientemente listas, comienzan a reportar anualmente.

Tema relacionado:

Sin embargo, a veces la empresa no se encuentra en condiciones o no tiene la intención de realizar el reporte de sostenibilidad. Antes de tomar la decisión de reportar hay que evaluar los costos y beneficios de esta decisión para que el proceso sea exitoso. Para esto es necesario preguntarse:

  1. -¿Tiene la empresa la intención de establecer una comunicación más directa con sus grupos de interés?
  2. ¿Tiene o está desarrollando una estrategia de Responsabilidad Social Empresarial?
  3. ¿Está preparada para discutir o ya ha debatido sobre temas de sustentabilidad con sus grupos de interés?
  4. ¿Está preparada para publicar la información que caracteriza a un Reporte de Sustentabilidad dentro de los parámetros de calidad requeridos?

Para poder realizar un reporte de calidad las respuestas a estas preguntas deben ser afirmativas. Aquellas empresas que no tienen a la RSE integrada dentro de su estrategia, o que no están dispuestas a dialogar abiertamente con sus stakeholders, o que no posean un adecuado sistema de medición y recolección de datos deberán esperar a avanzar sobre estos asuntos antes de disponerse a elaborar un informe de sostenibilidad.

fuente: http://www.sustentabilidad.uai.edu.ar

Podrías leer también:

 

Sustentarse_Por qué es importante la reputación empresarial

¿Por qué es importante la reputación empresarial?

Sabías que la reputación empresarial es de suma importancia para los consumidores, ya que este tipo de empresas tienen una buena reputación en áreas de la Responsabilidad Social Empresarial. Esto permite a una compañía considerada socialmente responsable beneficiarse de su reputación en el público y la comunidad empresarial, aumentado simultáneamente su habilidad para atraer capital y potenciales asociados.

Se ha evidenciado que en algunos casos, la mantención de buenas relaciones con los empleados, los consumidores y la comunidad es más importantes que las utilidades para integrar la lista anual de las empresas más exitosas. Asimismo, la participación activa en iniciativas con la comunidad genera una reputación positiva en los empleados de una empresa.

Los ciudadanos valoran positivamente a aquellas empresas que focalizan sus esfuerzos de RSE en el voluntariado de los empleados en la comunidad. Sólo un pequeño porcentaje considera que “dar una gran suma de dinero” es la acción empresarial más relevante.

Normalmente, las empresas líderes socialmente responsables son citadas en los medios de comunicación y recomendadas a los inversionistas que buscan entidades que aplican esta cultura empresarial. Muchas de las listas anuales sobre empresas exitosas incluyen dentro de sus parámetros a medir la participación activa en la comunidad. Por ejemplo, la revista Fortune, sitúa la “responsabilidad social”, la “solidez financiera” y la “calidad en la administración” entre los ocho criterios más importantes de su encuesta anual “Empresas Más Admiradas”.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

Asimismo, las empresas que han utilizado la responsabilidad medioambiental como una manera de reforzar su reputación o imagen de marca incrementan sus ventas y atraen mayor capital de inversión.

En la economía global, la imagen de marca y la reputación están entre las fortalezas más valoradas. Prácticas de marketing responsable son, por naturaleza, altamente visibles para los consumidores y tienen el potencial de fortalecer la opinión del público con respecto a una empresa o a su marca.

No hay que olvidar que una buena reputación empresarial por integridad y fuerte compromiso con los consumidores, puede generar lealtad y confianza en tiempos de crisis, creando un público más tolerante y propenso a restaurar su apoyo cuando la mala situación termine.

“Los ciudadanos valoran positivamente a aquellas empresas que focalizan sus esfuerzos de RSE en el voluntariado de los empleados en la comunidad.“

Del mismo modo, prácticas de marketing responsable que son vistas de manera negativa pueden menguar la imagen de marca y la reputación empresarial, aunque esta tenga productos o servicios de muy alta calidad.

Tema relacionado:

En una economía global, la imagen de marca y la reputación entre las empresas son bienes muy valorados. Las prácticas comerciales, por su naturaleza, son altamente visibles para los consumidores y tienen el potencial para fortalecerlas o minarlas.

Una reputación de fuerte compromiso e integridad frente a los consumidores puede construir lealtad y confianza, y proveer un colchón en tiempos de crisis.

Contrariamente, las prácticas comerciales vistas como negativas pueden desmerecer la imagen de marca y la reputación, aun cuando los servicios y productos de la compañía sean de mejor calidad. Siendo la buena reputación el objetivo primordial de la comunicación en RSE, su gestión debe ser fundamentalmente prudente. Para ello, se requieren tres instrumentos clave:

  1.  Código de ética.- Estrategia de comunicación (propiamente dicha).
  2. Plan de crisis.-  Estos tres instrumentos combinan valores, mensajes y protocolos de reacción que otorgan A continuación una descripción de cada uno.
  • Código de ética.-  Es uno de los instrumentos que puede utilizar la empresa para expresar y recopilar el conjunto de valores, principios y normas éticas que, a lo largo del tiempo, ha hecho propios.

La ética empresarial se refiere a cómo una empresa integra el conjunto de valores (honestidad, confianza, respeto, transparencia, equidad, justicia y otros) en su visión, políticas, prácticas y en la toma de decisiones cotidianas. “Adicionalmente, implica comportarse de acuerdo a los estándares legales, además de su adherencia a las leyes y regulaciones internas”

Los códigos de ética pueden nacer en la empresa por diversas formas, ya sea porque las casas matrices de una empresa multinacional responden a estándares internacionales y envían a sus subsidiarias un código preestablecido o porque una gerencia, la dirección ejecutiva o el sindicato de la empresa lo propone. Si bien no importa el origen de la proveniencia, las pautas éticas deben nacer con el respaldo de las altas autoridades.

Los códigos de ética proponen valores considerados como principios generales. Estos son algunos de ellos para tener una reputación empresarial:

Integridad moral: Se debe mantener incólume cualquiera que fuere el campo de su actuación en el ejercicio profesional. Conforme a esto, se espera de un empleado, rectitud, probidad, honestidad, dignidad y sinceridad. Dentro de este mismo principio quedan comprendidos otros conceptos afines que, sin requerir una mención o reglamentación expresa, puedan tener relación con las normas de actuación establecidas.

Tales conceptos pudieran ser los de conciencia moral, lealtad en los distintos planos, veracidad como reflejo de una realidad, justicia y equidad con apoyo en el derecho positivo.

Objetividad: Representa, ante todo, imparcialidad y actuación sin prejuicios en todos los asuntos que corresponden al campo de acción de un profesional o trabajador. Lo anterior es especialmente importante cuando se trata de certificar, dictaminar u opinar sobre la empresa.

Responsabilidad: Sin perjuicio de reconocer que la responsabilidad, como principio de ética profesional, se encuentra implícitamente comprendida en todas y cada una de las normas de ética y reglas de conducta, es conveniente y justificada su mención expresa como principio para todos los niveles de la actividad de la empresa.

Respeto entre colegas: Todos los funcionarios o trabajadores de una empresa deben tener siempre presente que “la sinceridad, la buena fe y la lealtad con sus colegas son condiciones básicas para el ejercicio libre y honesto de la profesión y para la convivencia pacífica, amistosa y cordial entre los trabajadores de la empresa”.

Compartir: ¿Por qué es importante la reputación empresarial?

Sustentarse_Por qué es importante la reputación empresarial

El respeto entre colegas es la base de un buen clima laboral.

Estrategia de comunicación .- Para que toda la comunicación sea coherente, vaya en una misma dirección que la visión empresarial y se relacione directamente con los objetivos de RSE, se debe establecer un cimiento que soporte todo: una estrategia de comunicación de Responsabilidad Social Empresarial.

Esta es la clave para gestionar correctamente la información corporativa, que está relacionada con los mensajes que desde la empresa se emiten al exterior y que, mínimamente debe respetar los siguientes principios:

Relevancia: Las temáticas e informaciones expuestas por los productos de comunicación deben considerarse útiles por los diferentes usuarios. “Ello exige de la empresa un amplio conocimiento de las expectativas y necesidades de sus públicos objetivos.”

Veracidad: La información será considerada confiable en la medida que revele neutralidad y consistencia en su formulación y presentación.

Claridad: Se debe tener en cuenta la variedad de públicos que utilizará la información comunicada, lo que exige claridad en su elaboración para facilitar su comprensión. Se recomienda cautela en el uso de términos técnicos y científicos, como también es deseable la inclusión de gráficos cuando sea pertinente. En algunos casos un glosario anexo puede ser útil.

Comparabilidad: Una de las expectativas de los receptores de la comunicación es la posibilidad de comparar los datos presentados por la empresa con períodos anteriores y con los de otras organizaciones, lo que exige consistencia en la elección, medición y presentación de los indicadores.

Regularidad: Para garantizar que los diferentes públicos puedan acompañar los resultados y tendencias de naturaleza económica, social y medioambiental de la empresa, la comunicación debe informar en intervalos de tiempo regulares.

Verificabilidad: A pesar de que no es una práctica exigida, la verificación y auditoría de las informaciones contenidas en la comunicación contribuyen a su credibilidad.

Fuente: http://www.cepb.org.bo/urse/wp-content/uploads/2015/03/GUIA3Vweb.pdf

Podrías leer también:

 

Sustentarse_Gestión de riesgo reputacional en grandes empresas

Gestión de riesgo reputacional en grandes empresas

Hoy en este artículo riesgo reputacional en grandes empresas

¿Nos hemos preguntado con frecuencia cómo nos perciben los demás o qué imagen tienen de nosotros? ¿Sabemos qué factores contribuyen en la generación de la buena reputación y qué factores pueden ocasionar la pérdida de la misma?

Las organizaciones se preocupan de su imagen, por eso se esfuerzan cada día por ofrecer buenos servicios y productos, por crecer, ganar mercado y generar utilidades, lo que hace que se posicionen en el medio, sean reconocidas, generen confianza y credibilidad; de esta manera van construyendo su imagen, buen nombre, marca y lo que reconocemos como la buena reputación (Villafañe, 2004).

Compartir:Obtén tu Distintivo ESR en Sustentarse

sustentarse_Gestión de riesgo reputacional en grandes empresas

Beneficios – Reducción del impacto financiero y reputacional por malas prácticas.

Y ¿qué es la reputación?

La reputación como el recurso intangible de mayor importancia en las organizaciones, generador de ventajas competitivas y con la capacidad de garantizar sostenibilidad en el tiempo. Grant (1991)

Independientemente del tamaño de una organización, de su capacidad de generación de ingresos y utilidades y del sector e industria al cual pertenece, la reputación es un tema de gran interés en la actualidad, porque de esta depende la capacidad de posicionamiento en el mercado, lo que representa un factor clave de liderazgo, contribuye en el mejoramiento de la oferta comercial, atrae inversionistas, así como talento humano, permite que se incremente el valor bursátil en caso de cotizar en bolsa y se convierte en un escudo contra posibles crisis al suponer una reserva de confianza con los grupos de interés (Villafañe, 2004).

En algunas ocasiones estas opiniones, juicios, conceptos o percepciones que conforman la reputación, no son favorables y producen opiniones negativas que repercuten en las organizaciones, originando así el riesgo reputacional que toma fuerza en la medida en que las expectativas de los grupos de interés no son satisfechas por las empresas .

(Becchio, 2011).

El mismo Becchio también define el riesgo reputacional como la posibilidad de que, en el presente o en el futuro, las ganancias o el patrimonio de una entidad se vean afectadas por una opinión pública negativa; asimismo, que se vea afectada la capacidad de prestación de servicios y de establecer nuevas relaciones, exponiéndola a juicios por pérdidas económicas, financieras y, en consecuencia, pérdida de clientes.

Son los diferentes grupos de interés, con el uso de la tecnología, internet, diferentes medios de comunicación —entre estos las redes sociales—, los que se han encargado de publicar los diferentes casos de materialización del riesgo reputacional que se producen por prácticas antiéticas y que han hecho desaparecer algunas empresas, de ahí la importancia de gestionar el riesgo reputacional, así como se gestionan los demás riesgos en las organizaciones.

Cabe resaltar que el riesgo reputacional afecta desde las organizaciones más grandes hasta los gobiernos más poderosos del mundo, organizaciones no gubernamentales, organizaciones influyentes a nivel global, cadenas comerciales, empresas familiares, microempresas, hasta a cada uno de nosotros como individuos, y el factor común que nos une es la necesidad de conservar la reputación, aumentarla, mejorarla y evitar perderla, ya que esto representa un riesgo.

La gestión y el control de la reputación depende entonces de las empresas para minimizar los riesgos de perder su reputación, como la pérdida de imagen, de confianza, pérdidas económicas, posibles quiebras. Teniendo en cuenta el impacto negativo que se puede producir por el desprestigio, la afectación de la imagen corporativa y de la reputación, es importante explorar acerca de qué se debe hacer para conservar la reputación a través del tiempo, cómo mejorarla y cómo aumentarla para mitigar este riesgo internos y externos que originan o causan el riesgo reputacional, cuáles son las consecuencias o efectos de la materialización del riesgo reputacional; conocer quién es el responsable de la gestión del riesgo reputacional y el compromiso de las organizaciones frente a este riesgo; confirmar qué metodologías, herramientas y mecanismos utilizan para la gestión del riesgo reputacional e indagar acerca del costo del riesgo reputacional, si este es evaluado, valorado y cuantificado. Finalmente, se presentarán los aportes, comentarios y reflexiones de los entrevistados.

Tema relacionado:

Para el desarrollo de este estudio que está relacionado con la gestión de riesgo reputacional, es necesario abordar el tema tomando como punto de partida el libro “La buena Reputación – Claves del valor intangible de las empresas”, en el cual Justo Villafañe presenta un contraste sobre la doctrina reputacional con la academia, la comunidad profesional, las bases epistemológicas y la experiencia en la gestión de la reputación corporativa.

En este libro, el autor expone algunas definiciones de reputación publicadas por diferentes autores: Charles Fombrun, Scott Meyer y Antonio López (Villafañe, 2004, ps. 25 y 26): Reputación es la capacidad de satisfacer las expectativas de los grupos de interés, es el resultado de la relación eficaz con los stakeholders, es el proceso que integra la imagen, experiencias, creencias; son las percepciones que se tienen de una empresa; es la consecuencia de la relación entre imagen e identidad corporativa.

Según Mínguez (2000), la reputación es un capital de enorme valor para las organizaciones y se debe gestionar como otro activo más de la empresa; se construye a partir de la planificación y gestión eficaz a largo plazo; es el resultado de las apreciaciones de diferentes públicos relacionados con la empresa.

La reputación corporativa, “es el reconocimiento que los stakeholders de una compañía hacen de su comportamiento corporativo a partir del grado de cumplimiento de sus compromisos con relación a sus clientes, empleados, accionistas si los hubiera y con la comunidad en general. La reputación para que genere valor debe ser gestionada y comunicada” (Villafañe, 2004, p. 193).

Para Mulero (2013), la Reputación corporativa es el conjunto de percepciones que los diversos grupos de interés (stakeholders) tienen sobre la empresa.

De acuerdo con Barney (2001), la “Teoría de recursos y capacidades” se refiere a que los recursos son los activos tangibles e intangibles que utilizan las empresas para desplegar sus estrategias y destaca la reputación como uno de los recursos intangibles que mayor relevancia cobra al integrarse a una capacidad; es decir, al incorporarse con los otros recursos por medio de los procesos, procedimientos, actividades y tareas que se realizan en las empresas, logrando así “ventaja competitiva sostenible”.

Wernerfelt (1984), también coincide en que la sinergia entre los recursos y las capacidades proporciona la eficiencia, que a su vez es fuente de ventajas competitivas para las organizaciones. Por otra parte, la percepción, según Melgarejo (1994), es un proceso cognitivo que consiste en reconocer, interpretar y dar significado a elementos para elaborar juicios de acuerdo con las sensaciones que se obtienen en el entorno físico y social, en los que intervienen también la memoria, el aprendizaje y los símbolos.

Cuando hablamos de reputación, se debe tener en cuenta que esta es vulnerable y se puede ver afectada por diferentes causas que representan un riesgo reputacional, definido por Mejía (2006) como la pérdida de confianza y credibilidad de las partes interesadas de una empresa por rumores, errores, insolvencia, deficiencias en los procesos, fraudes, conductas irregulares de sus colaboradores, entre otros aspectos.

El riesgo reputacional puede ser la causa y/o la consecuencia de otros riesgos como riesgo estratégico, operacional, legal y financiero. El riesgo estratégico es la posibilidad de que se presente un evento o situación que afecte el cumplimiento de la misión, la visión, el logro de los objetivos estratégicos y que se generen pérdidas debido a decisiones inadecuadas al definir las operaciones del negocio.

Fuente:https://repository.eafit.edu.co

Puedes leer también:

Sustentarse_prácticas sustentables

Prácticas sustentables

Las prácticas sustentables son actividades que se integran al desarrollo de las operaciones de una empresa con la finalidad de reducir el impacto que el desarrollo de estas tiene en el medio ambiente.

Debido a la creciente atención y preocupación que la sociedad está prestando al cuidado del medio ambiente, las organizaciones se han visto obligadas a responder a estas preocupaciones, integrando prácticas sustentables a sus operaciones y procesos (Lieb y Lieb, 2010; Srivastava, 2007; Vargas, Doria y Álvarez, 2017).

El medio ambiente ha carecido de importancia por muchos años, el uso indiscriminado de los recursos y la contaminación se ha desarrollado de manera paulatina e inadvertida, y es hasta hace escasas décadas que el daño generado fue notorio para el mundo, es alrededor de los años setenta que la comunidad científica comienza a estudiar la problemática ambiental y la evidencia al mundo, lo gobiernos alrededor del mundo comenzaron a darle una mayor importancia a su protección, se formularon programas y leyes enfocadas a este fin (Lieb y Lieb, 2010; Srivastava, 2007; Vargas, et al. 2017).

Compartir: Prácticas sustentables

sustentarse_Prácticas sustentables

Este Distintivo es un reconocimiento a su empresa ante sus principales grupos de interés, evidenciando que asume voluntaria y públicamente el compromiso de implementación y mejora continua de una gestión socialmente responsable, como parte de su cultura y estrategia de negocio.

Las organizaciones constituyen una parte importante de la estructura social, por lo que también han tenido que integrar el aspecto ambiental a sus operaciones y generar prácticas que sean eficientes y efectivas sin que generen algún daño al entorno en donde se desarrollan las mismas, esto originó un nuevo enfoque en la administración denominado administración ambiental, bajo este nuevo enfoque una de las áreas que acaparado la atención es la cadena de suministro, ya que en esta se da el movimiento y flujo de materia prima, capital e información entre las diferentes partes que interviene en la oferta de un producto, esta va desde el proveedor de materia prima hasta el consumidor final, la integración de la sustentabilidad a las diferentes operaciones y procesos de la cadena de suministro se conoce como cadenas de suministro sustentables (Abbasi y Nilsson, 2012; Ahi y Searcy, 2013; Min y Kim, 2012; Seuring y Müller, 2008; Srivastava, 2007; Vargas, et al. 2017).

Entre las décadas del 50 y 60, la teoría del desarrollo que se venía aplicando desde la segunda guerra mundial, comenzó a modificarse dado que el crecimiento económico no resultaba suficiente para garantizar el desarrollo sustentable, esto se vio plasmado por los países.

Las organizaciones que, si bien lograron crecimientos económicos importantes, no reflejaron mejoras relevantes en índices sociales y ambientales (Marchet, Melacini y Perotti, 2014; Watson, Pelkey, Noyes y Rodgers, 2016). Otro aspecto que contribuyó a este cambio de perspectiva fue la toma de conciencia a nivel internacional de las consecuencias a las que podía conllevar sistemas de producción poco amigables con el bienestar de la sociedad y el medio ambiente, así como la sobre explotación de los recursos naturales (Watson, et al. 2016). Se considera que este pensamiento pasó de una simple asociación del crecimiento económico con el desarrollo, que se mantuvo hasta los primeros años de la década de los 60, a una profunda, creciente y sostenida preocupación por el uso de los recursos naturales, provocando el surgimiento de un nuevo periodo en el cual se fueron incorporando de forma progresiva, los elementos relacionados con la inquietud de asociar el desarrollo con indicadores sociales como los niveles de educación, salud o asistencia social; y ambientales, como la reducción de la contaminación, mejor uso de los recursos y el manejo de los residuos industriales, por mencionar algunos (Marchet, et al. 2014).

Tema relacionado:

En consecuencia, durante la década de 1970 surgió una nueva mirada sobre la cuestión ambiental, vinculada con un cambio en la sensibilidad social y empresarial, es decir, la capacidad de ver problemas que, aun cuando existentes en años anteriores, no eran percibidos social y organizacionalmente como los problemas ambientales. Es en esta etapa donde las empresas comenzaron a percibir el daño y riesgo ambiental como objeto de preocupación (Watson, et al. 2016).

Marchet et al. (2014) señala….. “que los riesgos ambientales poseen una tendencia inseparable a la globalización, es decir, los riesgos modernos en su expansiva dinámica desconocen las fronteras y cualesquiera que fueren sus efectos, los riesgos suelen tener gran incidencia en la calidad de vida de los seres humanos.”

Dentro de la década los 70, lo ambiental surge como una de las grandes preocupaciones de la empresa industrial moderna, de ello da testimonio la Cumbre de Estocolmo sobre el Medio Ambiental Humano en la cual se le dio lugar un reconocimiento más amplio de la problemática ambiental, introduciendola en el contexto más general de contradicciones y crisis centrales de las organizaciones (Adnan, Nordin, Rahman y Noor, 2017).

Para finales de los años 80, el concepto de desarrollo sustentable comienza a gestarse, por lo que el uso del término sustentabilidad surgió a partir del Informe de Brundtland (1987) titulado “Nuestro futuro común”, el cual fue elaborado por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas y presidida por Gro Brundtland, primer ministro de Noruega, el cual tenía como principal objetivo alertar a los países respecto a la preocupación por los recursos naturales y humanos, así como la preservación y protección de los mismos, para asegurar su existencia en un futuro (Marchet, et al., 2014).

De acuerdo con lo anterior, la sustentabilidad se define como “la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Brundtland, 1987, p. 1), lo cual envuelve diversos aspectos que deben ser gestionados de forma proactiva por las organizaciones.

A partir de 1997 el debate sobre el desarrollo sustentable o sustentabilidad fue tomando gran relevancia y se sentaron las bases para el desarrollo del nuevo concepto hacia la sostenibilidad, esto a través del documento llamado Educación para un futuro sostenible: una visión transdisciplinaria para una acción concertada (Elkington, 1997), elaborado por la UNESCO y el gobierno de Grecia.

A su vez, Ai, Hon y Sulaiman (2015) definen el concepto de sustentabilidad….” como una estrategia de negocio enfocada a generar beneficios económicos de manera sostenida y a largo plazo, evitando y reduciendo las repercusiones ambientales y sociales relacionadas  con las operaciones de la empresa al mínimo. ”

El concepto de sustentabilidad en la mayoría de las ocasiones está asociado con el de sostenibilidad hasta el punto de señalarlos como sinónimos, sin embargo no definen los aspectos que los conforman, diversos autores han abordado los conceptos en sus estudios de igual manera, y han determinado que no existe una definición clara y precisa, ya que algunos los relacionan específicamente con el desempeño ambiental, otros lo abordan como una evolución del concepto de responsabilidad social mientras que otros estudios integran el actualidad uno de los enfoques más aceptados para el estudio de la sustentabilidad el cual se denomina Triple Bottom Line (TBL) o enfoque de triple resultado (Ciliberti, Pontrandolfo y Scozzi, 2008; Colicchia, Marchet, Melacini y Perotti, 2013).

En sus primeros años, el significado del término desarrollo sustentable era ambiguo, llevando a una diversidad de definiciones, sin embargo, la definición establecida en la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas se estableció como la dominante, y los debates también se han unido en torno a los tres principios que fundamentan la sustentabilidad (Elkington, 1997, Brundtland, 1987):

  • La integridad ambiental
  • La prosperidad económica
  • La equidad social

Cada uno de estos representa una condición necesaria, pero no suficiente, es decir, si alguno de los principios no es apoyado, el desarrollo económico no será sustentable.

A su vez, con el paso de los años, las organizaciones se han visto obligadas a integrar la sustentabilidad al desempeño de sus operaciones, esta integración ha tenido como resultado las cadenas de suministro sustentables que busca que todos los procesos y operaciones que la integran se desarrollen de manera sustentable, como resultado de esta integración surgen las prácticas sustentables, este nuevo enfoque busca que las actividades de la empresa adopten e integren el aspecto sustentable. (Ciliberti et al., 2008; Colicchia et al., 2013; Lieb y Lieb, 2010; Marchet, et al., 2014; Perotti, Zorzini, Cagno y Micheli, 2012).

Compartir: Sustentarse Distintivo ESR

Fuente:http://premio.investiga.fca.unam.mx/docs/ponencias/2018/4.06.pdf

Podrías leer también:

sustentarse_cultura organizacional

Cultura organizacional

Cultura organizacional modelo general de comportamiento; creencias y valores compartidos entre los miembros de la organización.

La cultura organizacional es el modelo general de comportamiento, es decir, las creencias y los valores compartidos que los miembros tienen en común. La cultura puede inferirse a partir de lo que las personas dicen, hacen y piensan dentro de un ambiente organizacional. Incluye el aprendizaje y la transmisión de conocimientos, creencias y modelos de comportamiento a lo largo de un periodo, lo que significa que la cultura de una organización es bastante estable y no cambia tan rápido. A menudo establece el tono de la compañía y fija reglas implícitas para la forma en que las personas deben comportarse.

Compartir:Obtén Distintivo ESR

sustentarse_cultura organizacional

El liderazgo transformacional de la Madre Teresa

Agnes Gonxha Bojaxhiu, mejor conocida como la Madre Teresa, dedicó más de 45 años de su vida al cuidado de pobres, enfermos, huérfanos y moribundos.

Cuando se piensa en poderosos líderes transformacionales, la mayoría de las personas se imagina a líderes políticos o empresariales, pero nunca a una monja católica nacida en Albania que ejercía su ministerio con los pobres de India; sin embargo, la Madre Teresa, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1979, fue presentada ante las Naciones Unidas como la mujer más poderosa: fundó la orden de las Misioneras de la Caridad en Calcuta, y en 1980 recibió el más alto honor civil de India, el Bharat Ratna, premio que fue otorgado por primera vez en 1954 de manos del presidente Rajendra Prasad para reconocer los servicios científicos, literarios, artísticos y de servicio público.9 En 1952 abrió la primera casa para moribundos en Calcuta, luego su orden abrió casas para leprosos, hospicios, orfanatos y fundaciones en India, Venezuela, Roma, Austria y otros países en Europa, Asia, África y Estados Unidos.

La Madre Teresa no aprendió sus habilidades organizacionales en ninguna escuela de negocios y quizá nunca leyó un libro de administración, pero su visión e instrumentación mediante ejemplos generaron una organización que se extendió por todo el mundo con 610 misiones en 123 países al momento de su muerte en 1997; incluso fue un modelo de liderazgo y compasión para Jerry Brown, el actual gobernador de California (2011), quien trabajó con ella en la casa para moribundos de India.

Tema relacionado:

La influencia del líder en la cultura organizacional

Los gerentes, en especial los de más elevado cargo, son quienes crean el clima de la empresa: sus valores influyen en la dirección de la misma. Aun cuando el término valor se utiliza de maneras distintas, un valor puede definirse como la creencia relativamente permanente sobre lo que es o no apropiado, y orienta las acciones y el comportamiento de los empleados en el cumplimiento de las metas de la organización. Los valores pueden considerarse una forma de ideología que permea las decisiones cotidianas.

En muchas compañías exitosas los líderes corporativos, impulsados por los valores, desempeñan la función de modelos, establecen los estándares de desempeño, motivan a los empleados, hacen especial a la compañía y son un símbolo para el ambiente externo. Fue Edwin Land, el fundador de Polaroid, quien creó un ambiente organizacional favorable para la investigación e innovación; Jim Treybig de Tandem, en Silicon Valley, cerca de San Francisco, insistió en que cada persona es un ser humano que merece ser tratada en consecuencia; William Cooper Procter, de Procter & Gamble, operó la compañía con el lema: “Haz lo correcto”; fue Teodore Vail de AT&T quien atendió las necesidades de los clientes al dar importancia al servicio; Woolard, director ejecutivo de DuPont, inició el programa “Adopte un cliente”, en el que se alienta a los trabajadores a visitar a sus clientes una vez al mes para atender sus necesidades y preocupaciones. La cultura de la organización creada por los líderes corporativos puede conducir a que las funciones gerenciales se desarrollen de maneras muy distintas.

Si bien el director ejecutivo debe indicar la dirección, algunos sostienen que el cambio debe venir desde la base de la organización.

Organizar supone el desarrollo de una estructura intencional de funciones para el desempeño efectivo. Muchos errores organizacionales pueden evitarse si primero se planea la organización apropiada para alcanzar las metas y luego se modifica con base en el factor humano u otros situacionales. La planeación de la organización identifica las necesidades de personal y ayuda a superarlas con la dotación del mismo, también revela la duplicación de esfuerzos y de autoridad, así como las líneas de comunicación poco claras y las formas obsoletas de hacer las cosas. Una organización efectiva se conserva flexible y se ajusta a los cambios del ambiente.

Fuente:https://www.soy502.com/sites/default/files/administracion_una_perspectiva_global_y_empresarial_14_edi_koontz.pdf
Fuente: http://en.wikipedia.org/wiki/Mother_Teresa

Podrías leer también:

 

Conciencia del medio ambiente en Empresas

Junto a la toma de conciencia de los ciudadanos ante los problemas del medio ambiente en empresas, como parte y motor de las sociedades modernas, han ido percibiendo la necesidad de incorporarse a las demandas de la sociedad por la consecución de un desarrollo económico que nos permita disfrutar de un ambiente natural digno para la vida. Las administraciones públicas, a través de los recursos que el sistema educativo dispensa, han contribuido de forma esencial a la toma de concienciación sobre el cuidado del medio ambiente. Los tecnicismos propios de la Ecología han pasado a ser no sólo parte de nuestro vocabulario cotidiano, sino que se han integrado en el lenguaje jurídico y en el relativo al mundo de la economía occidental.

Es evidente, por tanto, que se ha procesado un cambio sustancial en nuestra forma de contemplar el entorno en el que se desarrollan nuestras actividades y nuestra relación con el mismo. Hoy, conceptos como «contaminación», «reciclaje», «tratamiento selectivo de residuos» etc. son ya parte de nuestro léxico común y cuyo entendimiento ha transformado incluso nuestros hábitos de consumo.  Es obvio, por tanto, que el mundo empresarial no puede permanecer ajeno a esta concienciación colectiva sobre el medio ambiente. Es cierto que las empresas también han cambiado su concepción sobre la relación del desarrollo económico particular y el bienestar de la sociedad en general, en lo que a la implicación de la actividad empresarial con el entorno se refiere.

Compartir: Consultoría Especializada en Responsabilidad Social y Sostenibilidad

sustentarse_Conciencia del medio ambiente en empresas

En este sentido se ha pasado progresivamente de una concepción de la empresa en la que la inversión en prevención del deterioro medioambiental era sinónimo de «pérdidas económicas» a una visión más sensibilizada en la que al abordaje de los temas ecológicos se incluyen ya en los planes de actuación trazados para el diseño y funcionamiento de la actividad empresarial.

La idea primordial de que no es posible un desarrollo económico general sin un tratamiento respetuoso del entorno natural ha calado profundamente en todos los ámbitos: La empresa no puede sustraerse de esta línea en pro de la preservación del medio ambiente, y hoy en día, la Ecología, como rama de la Ciencia, ofrece al mundo empresarial una serie de innovaciones tecnológicas y de conocimientos encaminados a favorecer el desarrollo económico compatibles con el respeto al medio ambiente. Por su parte, desde los primeros convenios internacionales para la mejora del entorno natural afectado por las actividades industriales en el mundo desarrollado, las instituciones gubernamentales también han presionado a las empresas con normativas legales que se hallan en constante evolución. Los efectos que la empresa genera en su entorno no son sólo de carácter socio-económico sino también de carácter medioambiental.

Tema relacionado:

Los ciudadanos, convertidos en trabajadores, directivos o creadores de una empresa, han empezado ya a colaborar en las mejoras medioambientales y el mundo de la empresa no se halla al margen de esta concienciación social y está actuando en consecuencia, conociendo, valorando y minimizando los riesgos que su actividad genera ante el eventual deterioro del entorno natural en el que vivimos.

En definitiva, la empresa en nuestros días tiene una responsabilidad crucial en la tarea de la mejora medioambiental, y esta responsabilidad debe ejercerse ante una perspectiva que supere el mero cumplimiento de la legalidad vigente al respecto.

LA APARICIÓN DE LA LEGISLACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE EN EMPRESAS

La existencia de una normativa legal en constante evolución y exigencia, controlada cada vez más con mayor rigor por la Administración y el rechazo social hacia actividades no respetuosas con el entorno son tres razones que apoyan ineludiblemente el hecho de contar con la cuestión medioambiental en la gestión global de la empresa. De todas estas, la aparición de nueva legislación es la que más ha influido en las empresas pues significó y está significando, un cambio importante en las pautas de conducta empresariales, de modo que han de estar en constante contacto con las administraciones pues estas generan regularmente nueva legislación que tiene nuevas implicaciones.

Resulta obvio que el compromiso del medio ambiente en empresas  ha de trazarse tras un perfecto entendimiento e interiorización del concepto de desarrollo sostenible, base a su vez, de las legislaciones sobre medio ambiente.

Comprender las relaciones entre medio ambiente y desarrollo económico es una tarea imprescindible hoy en día para el establecimiento y funcionamiento de cualquier empresa.

Debe tenerse en cuenta que la consecución de un desarrollo económico sostenible no sólo beneficia a las generaciones de ciudadanos de nuestro entorno más cercano, y a nosotros mismos, sino también a otros países en vías de desarrollo que aún disponen de gran diversidad biológica que es tarea de todos preservar.

Tema relacionado:

Evidentemente, este concepto involucra en sí mismo aspectos tan esenciales para la convivencia de las generaciones, así como los de justicia, eficiencia y democracia. Relacionando la legislación con el desarrollo sostenible debe mencionarse un concepto también vinculado a la legislación internacional sobre medio ambiente y que conviene que todas las empresas lo tengan presente, es el llamado principio «Quien contamina paga»: Recogido en el Tratado de Maastricht, implica que todo el que contamina debe pagar el daño ecológico causado. Los responsables de un acto de contaminación pagarán los costes de las medidas necesarias para eliminarla o reducirla a un nivel jurídicamente admitido. Según lo expuesto hasta ahora, es evidente que la política de actuación de cualquier empresa en materia medioambiental ha de sustentarse en la aplicación de un principio básico: la prevención.

Estas nuevas formas de trabajar han llevado a las empresas por diferentes caminos, uno de los más exitosos ha sido el de la producción limpia. A algunas empresas les pareció que la única forma de conseguir un cambio verdadero era optar por una «producción limpia», es decir, un enfoque que:

  • Se sitúa al principio del proceso de producción y no al final.
  • Minimiza los desechos y las emisiones contaminantes en lugar de gestionarlos.
  • Da lugar a nuevos métodos de producción que requieran un menor consumo de energía y materias primas, basados en un incremento de la eficiencia.
  • Aporta derivados de los materiales, productos y procesos peligrosos.
  • Reconoce que todos los componentes del medio ambiente están interrelacionados y que, por ejemplo, la contaminación del suelo, del agua y del aire, debe abordarse conjuntamente.
  • Modifica el «ciclo de vida» completo de los productos, teniendo en cuenta el consumo de energía y materias primas, el proceso de producción, embalaje, distribución, consumo, eliminación o recuperación. Al contrario de lo que ocurre actualmente, el diseño de productos tendría que tener en cuenta conceptos como durabilidad, reparación, mantenimiento, reutilización y reciclaje.
Fuente:https://eco.mdp.edu.ar/cendocu/repositorio/00836.pdf

Podrías leer también:

sustentarse_Ética y Gobierno Corporativo

Ética y Gobierno Corporativo

El buen gobierno corporativo está cobrando cada vez más importancia en el ámbito local e internacional, debido a su reconocimiento como un valioso medio para alcanzar mercados más confiables y eficientes.

En los últimos años, se han establecido principios de adhesión voluntaria, realizado acuciosos estudios e implementado una serie de reformas legislativas, a fin de incentivar el desarrollo de buenas prácticas de gobierno corporativo. De esta manera, se ha reconocido el impacto directo y significativo que la implementación de dichas prácticas tiene en el valor, solidez y eficiencia de las empresas, y, por tanto, en el desarrollo económico y bienestar general de los países.

Compartir:Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Ética y Gobierno Corporativo

El gobierno corporativo explica las reglas y los procedimientos para tomar decisiones en asuntos como el trato equitativo de los accionistas, el manejo de los conflictos de interés, la estructura de capital, los esquemas de remuneración e incentivos de la administración, las adquisiciones de control, la revelación de información, la influencia de inversionistas institucionales, entre otros, que afectan el proceso a través del cual las rentas de la sociedad son distribuidas.

¿Qué es el gobierno corporativo?

El gobierno corporativo es el sistema por el cual las sociedades son dirigidas y controladas. La estructura del gobierno corporativo especifica la distribución de los derechos y responsabilidades entre los diferentes participantes de la sociedad, tales como el directorio, los gerentes, los accionistas y otros agentes económicos que mantengan algún interés en la empresa.

El gobierno corporativo también provee la estructura a través de la cual se establecen los objetivos de la empresa, los medios para alcanzar estos objetivos, así como la forma de hacer un seguimiento a su desempeño.

¿Qué es ética?

Se puede definir a la ética como aquellos principios que orientan a las personas en su concepción sobre la vida, el hombre, los juicios, los hechos, y la moral. Sin embargo, se debe diferenciar la ética de la moral, la ética es una disciplina filosófica que tiene como objeto de estudio la moral pero esto no quiere decir que la ética cree la moral, sino que solamente reflexiona sobre ella.

Criterios básicos de calidad de un buen gobierno corporativo:

1. Derechos de los socios o accionistas.- Los socios o accionistas de las empresas deben contar con la garantía que la administración respetará los derechos que les otorga su inversión, tales como:

– Estipular los métodos de registro de la propiedad.

– Enajenar las acciones.

– Tener acceso permanente a la información relevante de la sociedad.

– Participar y votar en las asambleas, juntas de socios o de asociados.

– Designar a los miembros de la junta directiva.

– Participar en las utilidades de la sociedad.

2. Tratamiento equitativo de los socios o accionistas .-Todos los socios o accionistas, aun los minoritarios, deben contar con mecanismos que les garanticen que su inversión estará protegida y que sus derechos no serán vulnerados por la administración de la entidad.

3. Responsabilidad y funciones del directorio (junta directiva).- Se busca que este órgano de dirección trabaje con idoneidad, independencia y conocimiento por los intereses de la sociedad y genere valor a los socios o accionistas.

4. Revelación de la información .-La información debe divulgarse en forma precisa y de modo regular, sobre todos los asuntos relevantes para la entidad, incluidos los resultados de la gestión de los administradores, la situación financiera, los sistemas de remuneración y las prácticas de gobierno corporativo. La información es la base para las decisiones de los socios y administradores.

5. Grupos de interés en la empresa.- Las sociedades también deben velar por los derechos de otros agentes que tienen relación con ellas, como los empleados, las autoridades reguladoras, las entidades financieras, los proveedores, los clientes, los inversionistas y la comunidad en general.

Tema relacionado:El-boom-del-storytelling/

Beneficios de un buen gobierno corporativo:

Buenas prácticas de gobierno corporativo construyen un efectivo modelo basado en la estrategia, valores, cultura, operaciones y riesgos de la organización. Esto es:

Maximizar el tiempo enfocado a la estrategia, las oportunidades y las necesidades de negocio.

– Identificar los riesgos estratégicos del negocio.

– Establecer mecanismos oportunos para enfrentar estos riesgos.

– Mitigar la exposición a pérdidas.

– Fortalecer los talentos individuales.

– Construir credibilidad y confianza frente a los interesados en el negocio.

– Servir como un activo estratégico de la compañía.

– Satisfacer la demanda creciente de los grupos de interés para una autoevaluación del directorio (junta directiva).

El buen gobierno corporativo no es una moda ni una idea que un conjunto de personas y grupos de interés están tratando de implementar. Es la forma en que se administran, se controlan las sociedades y se reflejan las relaciones de poder entre socios o accionistas, la junta directiva y la gerencia; es una herramienta gerencial que ayuda a prolongar la vida de las empresas y a crecer en una nueva arquitectura económica.

Fuentes:https://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtualdata/publicaciones/quipukamayoc/2008_1/a02.pdf

También podrías leer:

sustentarse_Consultoría-especializada-en-responsabilidad-social-y-sostenibilidad

Consultoría especializada en responsabilidad social y sostenibilidad

Consultoría especializada en responsabilidad social y sostenibilidad “Sustentarse”

Sustentarse con más de 10 años en el mercado, es líder en Consultoría especializada en Responsabilidad Social y Sostenibilidad. Brindando soluciones integrales, con base en las tendencias globales y nacionales hacia el desarrollo sostenible; así las inversiones que realizan las organizaciones en la materia, tienen un enfoque estratégico que genera valor compartido a todos sus grupos de interés.

Como parte de innovar hacia la sostenibilidad, desarrollamos e implementamos metodologías para la Mejora de Procesos y el Liderazgo Transformacional, que atienden una necesidad imperante de todas las empresas: la mejora continua, la sociabilización a través del capital humano y la generación de indicadores.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR 2021

sustentarse_Consultoría especializada en responsabilidad social y sostenibilidad

Consultoría especializada en responsabilidad social y sostenibilidad

Comunicación: La clave

Para la consolidación de las buenas prácticas en Sostenibilidad de nuestros clientes, a través de nuestras herramientas de comunicación internas y externas, logramos transmitir mensajes eficientes a los diversos públicos, de tal manera que las estrategias, contribuyan con la consolidación de su buena reputación.

CONSULTORÍA “Sustentarse”

Contamos con un sólido portafolio de servicios de consultoría para apuntalar y fortalecer la visión de Sostenibilidad de las empresas:

  • Responsabilidad Social y Sostenibilidad
  • Estudios de Impacto Social
  • Gestión Ambiental y Ecoeficiencia
  • Fundaciones Empresariales y Voluntariado
  • Transformación e Innovación Organizacional
  • Comunicación Responsable

Tema relacionado: Ventajas-de-obtener-el-distintivo-ESR

Beneficios:

  1. Mayor calidad de vida de los colaboradores e incremento de su lealtad.
  2. Apoyo estratégico a las comunidades en donde se opera.
  3. Ahorros a través de mejores prácticas ambientales.
  4. Anticipación para futuros requerimientos de los clientes.
  5. Diferenciación de la competencia.
  6. Reducción del impacto financiero y reputacional por malas prácticas.

En Sustentarse contamos con un calendario de cursos abiertos que tienen por objetivo generar conocimiento en líderes de proyecto de RSE e interesados en ampliar sus competencias en los diversos temas de la Sostenibilidad. Entra aquí

Podrías leer también:

 

 

sustentarse_principios-de-sociedad-sustentable

Principios de sociedad sustentable

¿Sociedad sustentable?

De acuerdo con el Programa UNESCO “Educando para un Futuro Sustentable” existen cuatro dimensiones de la sustentabilidad: social, ecológica, económica y política. Cada una de ellas trae aparejado un principio esencial.

• La sustentabilidad social se vincula con los valores/ principios de la paz y la equidad;
• La ecológica con la conservación;
• La sustentabilidad económica con el desarrollo adecuado
• La política con la democracia.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR 2021

sustentarse_Principios de sociedad sustentable

En el reino de la homogeneidad y uniformidad, sociedades sustentables no niega la existencia de la sociedad de la que formamos parte, sino que remite a la diversidad como principio rector de la sustentabilidad. Son los actores, sujetos, la gente, el límite social del sistema y son −somos− quienes llevan a la práctica la construcción de la sustentabilidad, lo que implica a su vez el reconocimiento del Otro(s), es el diálogo de saberes y la apertura a la diversidad de pensar y actuar.

Sociedad sustentable será aquella en la cual:

La gente se preocupa por los demás y valora la justicia social y la paz.

• Asegurando el acceso al agua segura, el alimento y la vivienda para todos.
• Valorando y respetando los roles y contribuciones de las mujeres y niñas tanto como se hace con los hombres y niños varones.
• Preocupándose por los jóvenes, los ancianos y las personas con discapacidad así como otros grupos sociales menos poderosos y
principalmente marginales.
• Atesorando el patrimonio cultural y el bienestar de los indígenas.
• Valorando y respetando la diversidad cultural en todas sus formas.
• Reforzando las particularidades locales y nuestra identidad comprendiendo la conexión nacional y global.
• Protegiendo la salud humana y la calidad de vida mediante ambientes seguros, limpios y saludables.
• Maximizando el acceso de todos a la educación.
• Construyendo pueblos y ciudades ‘humanas’ en forma y escala.
• Solucionando las disputas mediante la discusión, la negociación y otros medios pacíficos.

Tema relacionado: Asesoría para obtener distintivo ESR

La sociedad sustentable protege los sistemas naturales y se utilizan los recursos sabiamente.

• Valorando y protegiendo la biodiversidad.
• Preocupándose y respetando la vida de todas las especies de animales, plantas, etc.
• Utilizando la energía, el agua, los bosques, el suelo y otros recursos naturales en forma eficiente y cuidadosa.
• Minimizando los residuos, luego recuperándolos y reutilizándolos a través del reciclado, compostaje y recupero de la energía y disponiendo lo restante en forma segura.
• Limitando la contaminación a niveles que no dañen los sistemas naturales o la salud humana.
• Manteniendo y restaurando la salud de los ecosistemas.
• Viviendo “ligeramente” sobre el Planeta.

 Se valora el desarrollo adecuado y la satisfacción de las necesidades básicas para todos.

• Creando una economía local vibrante que brinde oportunidades para el trabajo satisfactorio y significante para todos.
• Asegurando que las necesidades humanas fundamentales de todos son satisfechas.
• Valorando el trabajo voluntario y no remunerado en el hogar y la comunidad.
• Apoyando políticas que asignen el costo social y ecológico real así como los beneficios de los bienes y servicios que consumimos.
• Reconociendo que el estándar de vida de una comunidad se encuentra vinculado a las contribuciones de las personas de áreas vecinas, dentro y fuera del país.
• Impulsando la producción y consumo de bienes y servicios que no degradan el ambiente local o global ni la calidad de vida de otras personas.
• Promoviendo la responsabilidad corporativa (de las empresas).

Toman sus decisiones por medios justos y democráticos.

• Desarrollando y promoviendo las instituciones democráticas y los procesos de toma de decisiones.
• Descentralizando la toma de decisiones a los niveles locales de gobierno.
• Promoviendo la responsabilidad gubernamental y la consideración de las comunidades locales.
• Otorgando poder a todos los sectores de la comunidad para participar en las decisiones tanto a nivel nacional, como regional y local.
• Erradicando la corrupción en el gobierno y los negocios.

Fuente: https://www.casadelibrosabiertos.uam.mx
Fuente: Principios de una sociedad_sustentable

También podría gustarte: