Entradas

sustentarse_La-resiliencia-en-las-organizaciones

La resiliencia en las organizaciones

La resiliencia es un detonador de procesos de previsión y planeación dentro de las organizaciones

Una organización tiene resiliencia cuando posee la capacidad de resistir a la incertidumbre, a las crisis, a los cambios y situaciones conflictivas y de aprender de estas experiencias aprovechándolas como camino hacia el progreso.

“La resiliencia se refiere a la capacidad de reconstrucción continua”

Este concepto ha ganado fuerza con la crisis económica actual, pero lo cierto es que el ritmo de los cambios sociales, económicos y tecnológicos pone a las organizaciones en un estado de crisis continua. Si los cambios se ven como una amenaza, generan estrés y si los cambios se ven como una oportunidad para la mejora, generan nuevos sentidos.

Existen tres características de las personas y las organizaciones resilientes:

1) Aceptan la realidad

Existe la falsa creencia de que es la gente optimista la que supera las dificultades. En realidad, el optimismo sistemático sólo conduce a continuos choques de realidad. Las organizaciones y personas resilientes son las que saben ver la realidad tal y como es, a menudo en toda su crudeza. En cuanto al liderazgo, implica comunicar con transparencia, informar de la situación real.

2) Encuentran sentido

Saber extraer lecciones existenciales de las situaciones más comprometidas. Es importante que la organización cuente con un sistema de valores sólido. Los valores generan sentido porque ofrecen maneras de interpretar y encauzar los acontecimientos. Las organizaciones más resilientes son las que cuentan con los sistemas de valores más estables y compartidos.

3) La resiliencia se puede enseñar

Aunque algunos psicólogos creen que la resiliencia es un rasgo genético, en el caso de una organización, la resiliencia se puede enseñar. Ha emergido todo un nuevo terreno formativo basado en la resilience training.

La potenciación de aquellos rasgos y habilidades de las personas que les permitan afrontar con éxito las adversidades será una ventaja competitiva en los próximos años ya que una organización es más resiliente cuantas más personas resilientes tenga.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_

Herramientas

  • Cultura: La organización ha de construir un clima emocionalmente positivo, donde se fomente el reconocimiento de los logros y de las habilidades y donde exista la tolerancia al error.
  • Gestión de personas: El líder debe apoyar a sus colaboradores y fomentar la transparencia.
  • Procesos de trabajo: La organización debe ser capaz de absorber cambios y rupturas, tanto internos como externos, sin que se vea afectada la continuidad de sus procesos críticos. Los procesos deben permitir un grado de implicación de cada uno en las soluciones adoptadas por la organización. Hay que centrarse en la propia área de influencia, aquello donde sí podemos incidir. También es bueno centrarse en el proceso y no obsesionarse por el resultado.

Hay que contar con la flexibilidad que dan los procesos rápidamente adaptables.

  • Formación y desarrollo: La organización debe facilitar oportunidades de desarrollo a la persona mediante el aprendizaje continuo. Este aprendizaje se produce tanto en contextos formales de educación corporativa como en las interacciones entre compañeros en el entorno diario de trabajo.

El aprendizaje colaborativo o informal resulta particularmente importante en estos tiempos de crisis ya que es muy eficaz y barato. Algunas organizaciones cuentan con recursos externos de apoyo emocional como líneas de atención psicológica.

  • Diseño de sistemas resilientes: Un mecanismo adecuado para desarrollar resiliencia es adoptar un enfoque sistémico, que enfatice la resiliencia como una propiedad orgánica e inherente a la organización, y no como un simple objetivo abstracto.

En general, los sistemas resilientes se configuran con unidades descentralizadas, pero interconectadas, que intercambian información de forma regular.

  • Red social: En momentos de dificultades serias, la capacidad de resiliencia se ve muy aumentada por la comunicación entre trabajadores puede facilitarse mediante encuentros sociales, como una merienda los viernes o a través de la creación de redes sociales utilizando las herramientas de networking.
Resiliencia Organizacional

También puedes leer:

 

sustentarse_Sostenibilidad como paradigma

Sostenibilidad como paradigma

sustentarse_Sostenibilidad como paradigma

Sostenibilidad como paradigma

Los rápidos cambios sufridos por el panorama global desde el punto de vista del “uso” y “abuso” de los recursos naturales y los conflictos de naturaleza ambiental de escala mundial, que condicionan la evolución del planeta en general, han contribuido a la difusión multidimensional de la noción de “sostenibilidad” y al de la gobernanza global.

Fruto de este enfoque integral e integrado del desarrollo y de los problemas ambientales y climáticos que ha generado y genera la acción del hombre, así como del abuso de los recursos naturales, surge el “derecho medioambiental global”. Éste se utiliza cada vez más para cuestionar el paradigma interestatal de la protección ambiental internacional y determina el auge de un proceso de globalización en el modo de entender y querer afrontar las dificultades no sólo ambientales, sino sociales, constitucionales, económicas y políticas que son ya parte de un mismo problema.

La sostenibilidad como paradigma nace como un concepto inclusivo y flexible, así como evasivo, aún no claramente clasificado en el marco de la gobernanza ambiental. No obstante es lo suficientemente importante como para guiar la creación de leyes internacionales a todos los niveles y para guiar el creciente papel de las instituciones internacionales.

Sostenibilidad es sin duda un término, hoy en día, objeto de amplias especulaciones; no obstante necesita todavía ser constantemente analizado dentro de parámetros que valorizan la naturaleza evolutiva y abstracta de dicha noción, y la contextualizan para dar la fuerza legal que le dote de eficiencia y aplicabilidad.

La gobernanza europea despliega su propio poder de acción siguiendo las líneas globales de acción. Europa es un fantástico laboratorio de gobernanza sostenible a través de un complejo paquete normativo y político que aborda la energía, la protección del clima y la gobernanza sostenible en su conjunto protegiendo el interés común de la humanidad. Por lo tanto, la UE va más allá de los logros del principio de integración, que desempeñó el papel más importante en el pasado a la hora integrar la política ambiental en otras políticas sectoriales, para abordar la prevaricación intergeneracional de nuestra era.

sustentarse_Sostenibilidad como paradigma

Ocuparse de sostenibilidad es relevante porque es, y seguirá siendo, un eje central de la evolución humana en su conjunto.

Hoy, la necesidad de una transición energética para un uso eficiente de nuestros recursos naturales, y la lucha contra el cambio climático lideran la esfera de la protección ambiental que deriva de la hegemonía de la noción de sostenibilidad. El concepto ha imbuido la política en todas sus dimensiones y el “desarrollo sostenible” se ha convertido hoy en día en un objetivo político de primera magnitud tanto en el plano internacional, como en el estatal y el local, implicando un enfoque integral de los procesos económicos, políticos y sociales.

El cambio climático, los derechos procesales medioambientales y el crecimiento económico en aras de la sostenibilidad se colocan a la cabeza de los discursos de las ciencias sociales creando sinergias entre sus diferentes pero ya interconectados discursos científicos para implementar leyes y políticas públicas capaces de proporcionar mecanismos de protección y aplicación de un desarrollo sostenible a nivel global.

“El Derecho Internacional puede desempeñar un papel muy importante para lograr el objetivo del desarrollo sostenible porque, por un lado, proporciona un sistema válido para consolidar un enfoque integrado del medio ambiente y del desarrollo por medio de principios y de normas generales y, por otro lado, puede ofrecer el marco regulador concreto para la cooperación entre todos los actores relevantes”.

Angel J. Rodrigo Hernández “Sostenibilidad como paradigma”

Una breve historia de sostenibilidad: La relación entre “Sostenibilidad” y “Desarrollo sostenible”

El “desarrollo sostenible”, del cual podríamos decir que es el nuevo paradigma de nuestra era, potencialmente podría abrazar indistintamente cada campo de acción y, como Jeffrey Sachs expresa, es una “forma de entender el mundo y un método para resolver problemas globales”. Sin embargo, la idea de sostenibilidad es tan antigua como la existencia humana.

De hecho, antes de comprometerse más con los orígenes del concepto de sostenibilidad, es importante dedicar nuestra atención a la diferenciación entre sostenibilidad y desarrollo  sostenible. Ambos términos son hoy en día utilizados indistintamente por las ciencias sociales aunque tengan significados distintos.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Sostenibilidad como paradigma

La noción de sostenibilidad precede a la de desarrollo sostenible. La noción de desarrollo sostenible nace sólo a finales del siglo XX6. La sostenibilidad se centra en la “capacidad de los seres humanos para vivir dentro de las limitaciones ambientales” y el corazón del concepto es el respeto de los límites ecológicos y la integridad ecológica.

Es importante señalar que la sostenibilidad precede también al carácter normativo del desarrollo sostenible, su existencia pertenece a nuestra era. En cuanto a la evolución histórica del término sostenibilidad, debemos decir que el término surgió por primera vez durante la época de la Ilustración. El telón de fondo con el que se acuñó el término sostenibilidad fue la experiencia de una crisis ecológica que consistió en la deforestación causada por el rápido aumento de la demanda económica.

No por casualidad, el concepto adopta su nombre a principios del siglo XVIII de la mano de un burócrata sajón Hans Carl von Carlowitz que trabajaba en el sector minero que acuñó el término “Nachhalligkeit” para describir la práctica de cosechar madera continuamente en el mismo bosque. Pero, de hecho, la silvicultura de rendimiento sostenido en el tiempo tomó forma en este momento, no sólo en Europa Occidental, sino también en Japón, alrededor de las otras partes de Asia y en las islas Coloniales, así como en las Indias Occidentales y Orientales. Así es como entre los teóricos de gestión forestal del siglo XIX emerge la visión compartida de “mantener” la vida en su conjunto para facilitar la evolución humana. Esta visión se limitaba a académicos y academias forestales en Alemania, pero las academias forestales de otros lugares siguieron el mismo contexto ecológico.

Es así que, durante el siglo XIX el concepto surgió como término central dentro de la ciencia forestal, creciendo ampliamente para incluir todo el espectro del ecosistema “bosque”, que comprende ubicaciones, fertilidad de los suelos, diversidad de organismos, hábitat para la vida silvestre, reservorio de agua, protección contra la erosión y el espacio recreativo. Esas fueron las primeras huellas de un enfoque holístico de la sostenibilidad que tenía en su núcleo central un fuerte “contenido ecológico” y que daba las herramientas de guía adecuadas a los gerentes forestales de ese tiempo. Hoy la situación es bastante diferente pero se nutre de ese mismo contenido holístico.

Nuestro mundo industrializado y globalizado ofrece un escenario bastante complejo en el que, a pesar de las diferentes estrategias existentes para implementar políticas bajo el paradigma de la sostenibilidad, existe consenso sobre el poder “redentor” de la actuación en aras de la misma, independientemente de la falta de acuerdo sobre su significado.

Lo que hace que la sostenibilidad haya superado al concepto de protección ambiental es el enfoque proactivo de su existencia ―independientemente de sus complejidades―, enfocado en la acción en contraposición al carácter defensivo que el derecho ambiental y las medidas ambientales comportan. Los parámetros del desarrollo sostenible, que surgen como la principal expresión normativa y política de la sostenibilidad lanzados por la comunidad internacional en su conjunto, incluyen dentro de un corazón normativo ecológico la justicia social, la equidad, la erradicación de la pobreza, la cultura y la seguridad ―entre otros valores globales―. Tal contenido ecológico abarca el derecho de las generaciones futuras y la justicia social con un papel específico y prominente para la orientación de las políticas sectoriales.

Sostenibilidad como paradigma:  Gobernanza global y el modelo europeo de “desarrollo sostenible”

Temas relacionados que te podrían gustar:

sustentarse_Objeto y pilares de la ecoeficiencia

Objeto y pilares de la ecoeficiencia

Una de las maneras en que se plantea el proceso de avance de los países hacia un desarrollo sostenible en la industria, o al menos, más sostenible, es adoptar un enfoque de sus procesos en lo que se ha llamado la ecoeficiencia.

La ecoeficiencia se apoya en dos pilares:

  1. Reducir la sobre explotación de los recursos naturales (lograr un uso más sostenible).
  2. Disminuir la contaminación asociada a los procesos productivos.

Pero la ecoeficiencia apunta aún más allá: busca un incremento de la productividad de los recursos naturales, así como a reducir los impactos ambientales a lo largo de todo el ciclo de vida de los productos.

Ecoeficiencia

El lema “producir más con menos” es común a todas las aproximaciones al tema. Tal enfoque no es una novedad strictu sensu en lo que ha sido la historia de la formulación de políticas ambientales desde que en 1972, con la Conferencia de Estocolmo, se lanzó al mundo la preocupación por el deterioro ambiental. Desde entonces han ocurrido desarrollos importantes en casi todos los países del mundo, que han implantado arreglos jurídicos e institucionales que han dado pie, posteriormente, a la implementación de estrategias y políticas para impulsar el tema ambiental; lo que se ha traducido a su vez en planes, programas y regulaciones para lidiar con los múltiples y
complejos aspectos que conlleva la problemática del medio ambiente y los recursos naturales.

La evolución del enfoque “ambiental” al de “sostenibilidad”, impulsado a nivel también mundial por la Conferencia de Río de 1992, trajo consigo la incorporación de nuevos actores en un esfuerzo que hasta entonces aparecía casi exclusivamente como una misión del estado, una materia de política pública. En la Conferencia de Río se   actualizaron los compromisos adquiridos por los estados y se incorporó activamente a otros actores que hasta entonces habían permanecido al margen, entre ellos el empresariado.

La necesaria simbiosis entre lo económico, lo social y lo ambiental que la sostenibilidad implica significó para muchos sectores, en particular los productivos privados, una manera de enfocar el tema desde una perspectiva más positiva. Dejan de ser los “malos” para ser, si no los “buenos”, al menos protagonistas respetables del proceso de mejoramiento ambiental, en un contexto en que sus objetivos de producir, generar empleo, obtener ganancias e invertir no aparecen como nuevos enemigos del medio ambiente, sino como aliados.

Es así como nacen y se desarrollan en la década de los 90 conceptos como la “producción más limpia” y la ecoeficiencia que intentan traducir este aporte de los sectores productivos a la práctica de la gestión ambiental en la empresa, particularmente la productiva. Para algunos los conceptos son equivalentes, sin embargo, hoy en día se hace una diferencia que responde al distinto punto de vista de las iniciativas: la producción limpia es una estrategia de política pública que es impulsada desde los gobiernos para embarcar a sectores productivos en una tarea de cumplimiento y superación de las exigencia de la regulación.

En tanto la ecoeficiencia es una estrategia corporativa, una iniciativa empresarial, fundamentalmente privada; pero que cuenta con cada vez mayor apoyo de la instancia pública.

Operar de manera ecoeficiente significa pues aunar los conceptos de desarrollo económico sostenible y protección ambiental, en un marco de aplicación a procesos concretos del sector productivo. La ecoeficiencia por eso ha sido calificada de una nueva “revolución tecnológica”.

La ecoeficiencia es la manera en que se mide la vinculación entre economía y medio ambiente en una perspectiva práctica de la sostenibilidad. En muchos casos, es importante recalcarlo, el estado se hace parte de una estrategia de ecoeficiencia, apoyándola e impulsándola, ya que sus promotores se transforman en aliados importantes de la acción pública de protección del medio ambiente y uso de los recursos naturales.

Cabe mencionar además que la ecoeficiencia no es simplemente un híbrido entre la ecología y la eficiencia económica o técnica. Es un enfoque que apunta a desarrollar acciones “de tal forma que el bienestar de la sociedad aumente y, al mismo tiempo, los perjuicios sobre el medio ambiente disminuyan”. Es éste un punto de vista importante para conocer hasta qué punto los gobiernos se hacen cargo, a través de las políticas públicas, de avanzar hacia un desarrollo más sostenible. Hay, pues, también, una visión de política pública de la ecoeficiencia.

sustentarse_Objeto y pilares de la ecoeficiencia

Hay otro punto a destacar, que tiene que ver con la manera en que la ecoeficiencia se asume como aliada de la política pública. Tal impulso no puede enfocarse tan sólo desde la perspectiva del gobierno nacional, que establece políticas de aplicación global que se han revelado en muchos casos inútiles o inaplicables. Es justamente a los niveles inferiores, provincial o local (municipal), donde los avances en ecoeficiencia, en ámbitos territoriales muchos más limitados, pueden ser más sujetos de control.

Ahora bien, la ecoeficiencia debe ser medida y evaluada, de allí la necesidad de establecer un conjunto de indicadores que puedan dar una visión cuantitativa de los avances o retrocesos. Estos indicadores de ecoeficiencia tienen por objeto, en forma genérica, reflejar las presiones que se ejercen sobre el medio ambiente como consecuencia del desarrollo económico. Por cierto, su evolución dará una imagen y una tendencia respecto a como se comportan los países en la materia, tanto los gobiernos (nacionales, provinciales, locales) como los sectores productivos privados.

Menor utilización de los recursos naturales (materiales y energéticos) y mayor productividad en los usos; y menores impactos ambientales debidos al crecimiento económico, son los elementos que confluyen para la definición de los mejores y más útiles indicadores de ecoeficiencia, pero aplicados a situaciones específicas y con propósitos concretos, no definidos a priori según su  factibilidad de construcción. De allí que los indicadores de ecoeficiencia no son en general establecidos de manera arbitraria por las compañías sino como instrumentos de apoyo a sus políticas de desarrollo sostenible.

Tal vez el aspecto más débil sea el social. En este sentido es altamente interesante el planteamiento siguiente: “En lo que se refiere al punto de vista social, se debe aplicar el concepto de ecoeficiencia social a través del estudio de estrategias orientadas al incremento del empleo, al incentivo a la creación de empresas, al incentivo a nuevos emprendimientos, al apoyo al entrenamiento orientado a tecnología industrial básica, a la capacitación de empresarios emprendedores y administradores de negocios. Es preciso también que las empresas sean capaces
de ejercer su influencia, junto con los gobiernos, sea a través de cambios en la legislación u otras más radicales, para revertir el cuadro del desempleo; una intervención inteligente y orquestada se hace necesaria, tanto para el mantenimiento de los empleos actuales como para la creación de nuevos. Respecto a la educación, con certeza, su estructura, infraestructura y condiciones actuales, deberá estar también integrada a los nuevos conceptos del desarrollo. Lo cual es fundamental para tornar irreversible el proceso de reinvención del desarrollo”

En otras palabras, hay una tarea pendiente que no puede ser considerada secundaria, que es la responsabilidad que tienen las grandes corporaciones por “derramar” sus logros en materia de ecoeficiencia más allá de las fronteras de sus unidades productivas o sus canales de comercialización, sobre todo cuando sus políticas de expansión las han llevado a instalarse en países de menor desarrollo relativo y con problemas sociales a veces agudos.

Por último, la ecoeficiencia es uno de los movimientos más expandidos en la actualidad para colocar la necesaria y fundamental colaboración público-privada en el centro de las estrategias de sostenibilidad, en un contexto global de crecimiento económico y desarrollo de los mercados que va más allá de las fronteras nacionales. Ya esto es un argumento suficientemente importante como para hacer de la estrategia un punto de inflexión en el enfoque que el sector empresarial ha tenido respecto al tema ambiental.


Temas relacionados que podrían gustarte:

sustentarse_La responsabilidad Social Empresarial como fuente de ventaja competitiva

La responsabilidad Social Empresarial como fuente de ventaja competitiva

La empresa una vez que asume en su gestión los parámetros de Responsabilidad Social puede apreciar el impacto de sus decisiones en la sociedad y su entorno. En éste sentido, si bien la Responsabilidad Social se desarrolla en la empresa con la finalidad de mejorar y ser parte de la sociedad como un ciudadano corporativo.  Su introducción a los procesos significa el buscar una ventaja por sobre las otras empresas de su industria, redundando finalmente en resultados económicos. Por lo que, en el largo plazo la obtención de resultados cuantitativos y cualitativos para la empresa, dependerán en gran parte de la gestión que ésta ejecute y su intervención en la sociedad, realizando su actividad con el propósito de convencer tanto a su comunidad como al mercado de los beneficios y el valor que su gestión aporta. Por esto y el desarrollo sistemático de la gestión responsable, es que la empresa podrá alcanzar y mantener su ventaja, convirtiéndose en una entidad atractiva tanto para consumidores, accionistas y por su buena reputación también para escalar nuevos mercados.

La empresa puede echar mano de algunas herramientas para gestionar la responsabilidad social y facilitar su inserción e integración en los distintos procesos que involucra sus operaciones, por lo que se pueden mencionar:

  1. Dirección Estratégica
  2. Gobierno Corporativo
  3. Información Corporativa y Verificación
  4. Certificación y Normativas
  5. Inversión Social
  6. Indicadores Sociales
  7. Marketing Social
  8.  Marketing Con Causa
  9. Triple Balance Social

sustentarse_La responsabilidad Social Empresarial como fuente de ventaja competitiva

El refuerzo de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) como Ventaja Competitiva en el Mercado

El mercado global es un escenario que está en constante cambio, el cual exige un trabajo con empresas y economías que estén dispuestas a abordar ésta nueva visión de negocio socialmente responsable. Se reconoce que las empresas son más competitivas si gestionan éticamente sus negocios.

Es entonces que la empresa debe reforzar sus procesos y su llegada al mercado, trabajando en la imagen y posicionamiento como RSE, por lo que una de las principales tareas para reforzar su ventaja competitiva es el dar a conocer a sus clientes y consumidores las acciones que realizan, así como el valor de sus productos o servicios.

La Competitividad en la Empresa

La empresa aborda la Responsabilidad Social como una herramienta para su diferenciación sobre sus competidores, es por esto que la competitividad en la empresa se trabaja desde una perspectiva en que se refuerza la:

1) Competitividad Interna

La dimensión interna tiene a su vez tres ámbitos: El relativo a la Conducta Empresarial, la Comunidad interna (los trabajadores) y el relativo al uso del medio ambiente. Dentro del primero hablamos de la forma en la que la empresa vive sus principios y valores, el segundo es el relativo a la Calidad de Vida en la comunidad de trabajo (la gestión de los recursos humanos, la salud y seguridad en el lugar de trabajo, balance familia – trabajo, desarrollo humano y profesional y la adaptación al cambio, entre otros). 

2) Competitividad Externa

La responsabilidad Social Empresarial (RSE) en la empresa no se limita a su actividad o actuación dentro de la misma sino que implica también a su relación con todos los interlocutores con los que la empresa tiene relaciones: Socios comerciales y proveedores, consumidores, autoridades públicas y Organizaciones de la Sociedad Civil, así como el cuidado y preservación de su entorno.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se comprende y se ejerce de acuerdo a estas líneas estratégicas:

• Ética empresarial
• Calidad de Vida en la empresa
• Vinculación y compromiso con la Comunidad y su desarrollo
• Participación y presencia pública
• Cuidado y Preservación del Medioambiente

El trabajar por el alcance de la competitividad externa e interna se enfoca principalmente al elemento diferenciador en el mercado, en su forma de hacer las cosas y el querer ser considerada como una empresa innovadora, trabajando desde esa perspectiva a cautivar los consumidores, en que las acciones responsables le permitirán a éstos discriminar por sobre las demás empresas de la industria. Enfocando su preferencia hacia los productos y servicios de la empresa responsable, por el valor que entregan estos más allá de sus características básicas y de las necesidades que cubren, logrando un valor agregado y que el consumidor quiera contribuir de forma indirecta a las causas que sostiene la empresa responsable. Esto llevará al reconocimiento de la marca y la preferencia de la organización como premio a la conducta empresarial en el desarrollo de sus operaciones, por lo que, el potenciar la imagen de la empresa y dar a conocer sus actividades realizadas de forma íntegra y bajo valores, viene a convertirse en parte de su estrategia diferenciadora.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_comunicación asertiva para empresas

Resultados obtenidos de la gestión con Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

La empresa y su renovado sistema de gestión, el cual se enfoca para que sus distintas áreas incorporen y asuman una nueva actitud en la toma de decisiones y el desarrollo de sus procesos, reconoce una serie de beneficios que potencian la ventaja por sobre sus competidores. Se rescata que los principales beneficios de la incorporación de la RSE a la empresa es un mayor compromiso y productividad de los trabajadores, rentabilidad a largo plazo y una mejor imagen corporativa y reputación.

Tales beneficios vienen en respuesta a la concepción de negocio que va más allá de lo estrictamente económico y los recursos destinados al desarrollo de actividades distintas a los procesos productivos y de comercialización, por lo que más allá de gasto para la empresa estos recursos son vistos como inversión, satisfaciendo con los resultados las expectativas de accionistas y propietarios. Estos entonces, incentivan aún más ésta acción socialmente responsable en la gestión empresarial, ya que se percibe que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)…….  “Aumenta el atractivo de la empresa en el mercado, siendo un factor clave en un entorno altamente competitivo e influyendo directamente en la sustentabilidad de los negocios ”. Los resultados pueden identificarse en externos e internos a la empresa, así como tangibles e intangibles, en que se hace más fácil de cuantificar los de tipo tangible, siendo considerados estos beneficios en los ámbitos laboral, comercial, legal, financiero y ambiental.

Pudiéndose identificar más detalladamente estos beneficios en:

1)Beneficios tangibles

• Reducción de costos operativos
• Mejora de la productividad
• Crecimiento del ingreso
• Acceso a mercados y capitales
• Gestión de recursos humanos
• Mejora del proceso ambiental
• Acceso a financiación más económica
• Contribución al crecimiento económico

2) Beneficios intangibles

• Valoración de la imagen institucional y de marca
• Mayor lealtad del consumidor
• Mayor capacidad de atraer y retener talentos
• Capacidad de adaptación
• Mejora relaciones con la autoridad
• Longevidad y disminución de conflictos
• Posicionamiento y diferenciación de marca

Resultados en el ámbito laboral

Los programas dirigidos a la comunidad interna conllevan a una mayor concentración y menor presión por cumplimiento de metas, por la percepción de valor y consideración de la  empresa, pudiéndose apreciar resultados como:

  1. Reducción del ausentismo y atraso laboral
  2. Aumento de la motivación en el desarrollo de tareas
  3. Alcance de un compromiso más allá de las recompensas
  4. Captación y retención de talentos

Resultados en el ámbito financiero

Ya que influye directamente en las operaciones de la empresa, potenciando y trabajando aspectos no considerados antes de la integración de este concepto.

  1. Atrae inversiones y permite un mayor acceso a capitales
  2. Reducción de costos operativos
  3. Mejora percepción de riesgo

 Resultados en el ámbito comercial

Los esfuerzos y las estrategias de comunicación que ponga en práctica la empresa, para transmitir sus acciones socialmente responsables al consumidor, traen como resultado el reconocimiento de la sociedad y el mercado. En que la dedicación y los esfuerzos de la empresa por contribuir al desarrollo, se traduce en una reputación corporativa positiva, posicionamiento y diferenciación de marca, destacándose principalmente los valores y el comportamiento ético con que identificarán los consumidores con la empresa y lograrán una fidelización en su consumo.

• Reputación corporativa positiva
• Fidelización de los consumidores
• Posicionamiento y diferenciación de marca
• Acceso a nuevos mercados

Resultados en el ámbito medioambiental

El que las empresas, ya sean que trabajen directamente en actividades que repercutan en efectos al medioambiente o indirectamente ocupando sus recursos, experimentarán beneficios de trabajar bajo valores y en una actitud de respeto tanto al medio como las personas, como:

El aumento del rendimiento económico, reducción de costos de producción a través de control de desechos y eficiencia en el uso de sus recursos, una mejor calidad e innovación tanto en productos como en servicios y un aumento en la reputación e imagen de marca por llevar sus procesos de forma consiente con los efectos e impacto que puede producir en el medio.

Resultados en el ámbito legal

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) vienen a conciliar las actividades de las empresas y la legislación que regula dichas actividades, esto porque cambia la visión de lo impuesto a lo voluntariamente cumplido, por lo que la presión por cumplir dichas reglas disminuyen ya que deja de ser algo ajeno al diario actuar de las empresas, la fiscalización disminuye gracias a la transparencia de los procesos y el énfasis en querer cumplir con las estipulaciones legales, ya sea en normativas con los empleados, consumidores y medioambiente.


Temas relacionados que podrían gustarte:

 

sustentarse_comunicación asertiva para empresas

Comunicación asertiva para empresas

¿Sabías que la comunicación asertiva para empresas se ubica en el medio de dos conductas que resultan opuestas y que son la pasividad y la agresividad?

La comunicación asertiva es un modelo de relación interpersonal que consiste en conocer los propios derechos, defenderlos y respetar lo de los demás.

“Mira con los ojos de otro, escucha con los ojos de otro y siente con el corazón de otro”.

Alfred Adler

Origen de la asertividad

Pavlov, quien estudio la adaptación del medio ambiente de las personas y animales; considera que si dominan las fuerzas excitatorias, se sentirán orientadas a la acción y emocionalmente libres, enfrentándose a la vida según sus propios términos, por el contrario, si no dominan las fuerzas inhibitorias, se mostraran desconcertadas y acobardadas, sufrirán la represión de sus emociones y a menudo harán lo que no quieren hacer. Este equilibrio entre inhibición y excitación se traducirá más tarde como sumisión o pasividad y agresividad.

En este sentido la asertividad empresarial en la actualidad afirma, que, si las relaciones entre los trabajadores son asertivas, las probabilidades de éxito son mayores.

Debemos  evitar el negativismo y especulaciones. La vida laboral es un complejo intercambio interpersonal, social y de todo tipo, desde la relación con los subordinados, los compañeros de equipos de trabajo, los jefes y hasta los clientes, se crea un espiral de relaciones sociales en el cual el individuo está expuesto a 12 diferentes retos.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_comunicación asertiva para empresas

Para mantener una comunicación asertiva en el trabajo se deben poseer las siguientes cualidades:

  1. Conocimientos, usados para abrirse paso en el mundo laboral, son nuestro primer frente de ataque ante los problemas.
  2. Carácter, debe ser fuerte, pero flexible, tener bases fundamentadas en el respeto y en la confianza.
  3.  Personalidad, puede situarse sobre cualquier situación, ya que es la firma de cada persona y lo distingue de cualquier otra, pues cada una se maneja con respecto al tipo de personalidad que tiene.
  4. Autoestima, ante los fracasos es útil para reponerse, contra los problemas, y buscar la solución.
  5.  Confianza, es el apoyo para todo, para tomar las mejores decisiones ante los problemas.
  6.  Asertividad, permite enfrentar cualquier situación laboral, buscando la salida más factible sin perjudicarse él mismo ni a los demás.

Sustentarse_comunicación asertiva para empresas

Componentes de la comunicación asertiva:

  • Componentes no verbales. Un individuo emite mensajes a través de su cara y su cuerpo, para que un mensaje se considere transmitido de forma socialmente hábil (asertiva), las señales no verbales tienen que ser congruentes con el contenido verbal, por ejemplo la mirada en una comunicación asertiva debe estar orientada a los ojos del receptor mientras se habla y se escucha.
  • Componentes paralingüísticos. Se refiere a la forma cómo se transmite el mensaje el volumen, el tono y la fluidez de la persona que habla, una comunicación asertiva debe tener un volumen 14 uniforme, un tono agradable y la fluidez adecuada, no hablar con gritos que intimiden a la otra persona, no hablar mucho que aburra ni muy poco que falte información.
  • Componentes verbales. La conversación es el instrumento verbal por excelencia de la que nos servimos para transmitir información y mantener relaciones sociales adecuadas. Los componentes que promueven estas relaciones son: la duración del habla, la realimentación (feed back), preguntas que ayuden a obtener información, el contacto visual, la postura y la distancia entre las personas, ademanes.
“La práctica de estos componentes fortalece las conductas asertivas lo que favorece las relaciones saludables entre personas”.
Sustentarse

Si te gusto este articulo también puedes leer:

sustentarse_Qué beneficios aporta los Estudios de Impacto Social EIS

¿Qué beneficios aporta los Estudios de Impacto Social (EIS)?

El objetivo fundamental del Estudio de Impacto Social (EIS)consiste en establecer las acciones de prevención, mitigación y control de los impactos negativos que sobre los grupos humanos relacionados, puedan ocasionar las afecciones ambientales de actividades de desarrollo.

 De acuerdo con MacPherson, los objetivos más específicos de los Estudios de Impacto Social (EIS) incluyen los siguientes:

  1. Prevenir que el proyecto resulte en la degradación de la calidad de vida existente de los residentes en las áreas donde el proyecto o acción que es objeto de evaluación tendrá incidencia.
  2. Prevenir que consecuencias sociales no anticipadas causadas por las acciones de un proyecto generen impactos negativos indirectos sobre el medio ambiental biofísico.
  3. Prevenir conflictos sociales entre los promotores, interesados e involucrados, y el Gobierno, aumentando las posibilidades de aceptación del proyecto entre el público y las autoridades.
  4. Identificar áreas donde la gestión del proyecto puede ser llevada a cabo de forma más eficiente y con menores costos para el promotor y para la sociedad.
  5. Asegurar que los beneficios totales del proyecto, de cara a la sociedad, excedan los costos totales.
  6. Prevenir que el proyecto genere costos indirectos que después tendrían que asumir las comunidades locales o el Gobierno.
  7. Identificar y proteger poblaciones particularmente vulnerables a los riesgos generados por el proyecto.
  8. Asegurar que el proyecto no altere los procesos de cohesión e identidad social, incluyendo el ambiente estético y los sistemas y recursos culturales, que son importantes para la cohesión de una comunidad y el bienestar psicológico de sus residentes.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Uso eficiente y sustentable de la energía eléctrica

La elaboración de Estudios de Impacto Social no debe considerarse como un análisis vacío y sin sentido, requerido únicamente para el cumplimiento de las disposiciones legales, ya que sus resultados pueden plantear verdaderos beneficios a las empresas, a las comunidades y al Gobierno, siempre y cuando se lleven a cabo acciones específicas para el manejo de los impactos negativos encontrados.

Algunos de los beneficios que aporta el Estudio de Impacto Social mencionados por Esteves, Franks y Vanclay  son:

  • Tener mayor certidumbre en los proyectos de inversión y mayor probabilidad de éxito.
  • Evitar y reducir los riesgos sociales y ambientales, así como los conflictos entre la industria y las comunidades.
  • Mejorar la habilidad para reconocer los problemas de manera oportuna y, de esta manera, poder calcular de
    manera adecuada los costos del proyecto.
  • Mejorar la calidad de vida de los empleados, mejorar la atracción y retención de los trabajadores más calificados.
  • Mejorar la reputación de las empresas, al presentarlas como corporaciones socialmente responsables. 

Por último, el desarrollo sustentable requiere de la comprensión de dos puntos:

a) Entender las relaciones entre los 3 ejes ambientales, sociales y económicos.

b) Establecer metas concretas para armonizar la relación entre estos 3 componentes.

Buscar un desarrollo social incluyente, y justo, una economía más humana y que no produzca presiones que rompan los límites planetarios y proveer un ambiente balanceado respetando las funciones de los ecosistemas que proveen servicios vitales para el planeta.

Por estas razones es de suma relevancia estudiar y analizar de forma científica de los Estudios de Impacto Social (EIS) en proyectos humanos,  para poder buscar y lograr la dicha armonía antes que la situación crítica debido al crecimiento irracional e irresponsable del hombre genere consecuencias desastrosas e irreversibles.

En Sustentarse como parte de innovar hacia la sostenibilidad, desarrollamos e implementamos metodologías para la Mejora de Procesos y el Liderazgo Transformacional, que atienden una necesidad imperante de todas las empresas: la mejora continua, la sociabilización a través del capital humano y la generación de indicadores.


Temas relacionados que podrían gustarte:

sustentarse_El voluntariado corporativo Un modelo de responsabilidad social

El voluntariado corporativo/ Un modelo de responsabilidad social

En los programas de voluntariado corporativo los empleados y las empleadas son los protagonistas. Éstos al implementar los proyectos de Responsabilidad Social Empresarial, encarnan el compromiso social de la organización. Sin embargo, si bien es el personal de la empresa el encargado de la ejecución de las acciones solidarias, es la organización la que, al integrarlas en sus estrategias sociales, debe ocuparse de su planificación, supervisión y evaluación. Además la organización ha de demostrar su autoridad y su liderazgo social motivando y fomentando la implicación de su capital intelectual en dichos proyectos. Siempre, por supuesto, de forma coordinada y con la participación de los propios trabajadores en los procesos de toma de decisiones.

¿Qué es el Voluntariado Corporativo?

“Es el conjunto de proyectos que son desarrollados por la empresa, en los que intervienen los empleados, tanto activos como jubilados, cuyo fin es contribuir al desarrollo social, a la conservación del medio ambiente o a la cooperación con países en desarrollo, entre otros, así como cualquier otro objetivo social que, tanto la empresa
como los trabajadores consideren de interés. El fin último de estos proyectos es movilizar a las plantillas con el objeto de mejorar las condiciones de vida de aquellas comunidades en donde están presentes o de determinados colectivos desfavorecidos a través del esfuerzo compartido”

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Uso eficiente y sustentable de la energía eléctrica

El voluntariado corporativo, también llamado de empresa, debe ser entendido como una pieza del plan de responsabilidad solidaria de una organización, y éste, a su vez, como ya hemos señalado, ha de ser parte del plan estratégico de la gestión empresarial.

VOLUNTARIADO CORPORATIVO            –            RESPONSABILIDAD SOLIDARIA
RESPONSABILIDAD SOLIDARIA              –            RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL
RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL       –            GESTIÓN ESTRATÉGICA DE LA EMPRESA

En la mayoría de los casos de voluntariado corporativo, la empresa lo planifica en coordinación con una organización no lucrativa (ONL), de tal modo que permita optimizar la eficacia de los proyectos sociales. Ello, requiere una definición muy precisa de los objetivos y de las acciones, con una demarcación temporal, económica, geográfica y social, nítida. De este modo, la ONL encauza los recursos y el trabajo solidario de la empresa para el logro de unas metas muy concretas de desarrollo social.

Se entienden por actividades de interés general las asistenciales, de servicios sociales, cívicas, educativas, culturales, científicas, deportivas, sanitarias, de cooperación al desarrollo, de defensa del medio ambiente, de defensa de la economía o de la investigación, de desarrollo de la vida asociativa, de promoción del voluntariado, o cualesquiera otras de naturaleza análoga.

sustentarse_El voluntariado corporativo Un modelo de responsabilidad social

Sin embargo, hemos de decir que el voluntariado corporativo no sólo constituye un ejercicio de la responsabilidad social de la empresa. Es también un instrumento fundamental para la mejora de las relaciones entre la empresa y sus públicos internos:

  1. Promoviendo la identificación de los trabajadores con la cultura corporativa de la empresa.
  2. Favoreciendo la motivación laboral de los trabajadores.
  3. Acrecentando en ellos el sentimiento de integración y de pertenencia a la compañía.
  4. Propiciando la cohesión social interna en la empresa.
  5. Como forma de reconocimiento personal de los trabajadores por parte de la organización.
  6. Fomentando su formación.
  7. Facilitando la participación de los trabajadores en los procesos de toma de decisiones.

Se debe integrar el voluntariado corporativo como estrategia socialmente responsable en la gestión empresarial para el desarrollo. El voluntariado corporativo ha de plantearse como un elemento fundamental de las relaciones que la organización mantiene con sus públicos, tratando de satisfacer las necesidades y los intereses no sólo de los colectivos que reciben la ayuda prestada por los empleados voluntarios, sino también de éstos como públicos internos de la organización.

En Sustentarse brindamos asesoría para la constitución, diseño estratégico y/o reestructuración de Fundaciones Empresariales, que buscan maximizar el impacto de sus acciones y evaluar su retorno de inversión social, con un enfoque de cumplimiento estratégico y alcance de los propósitos definidos por la empresa. Asimismo, brindamos soporte a las Fundaciones Empresariales para la estructuración y desarrollo de convocatorias para Organizaciones de la Sociedad Civil y otros asuntos relativos a la evaluación de proyectos, gestión, medición de impacto y entrega de donativos.

Fundaciones Empresariales y Voluntariado

Voluntariado Corporativo-Un modelo de responsabilidad Social Empresarial.

Temas relacionados que podrían gustarte:

sustentarse_Qué es la Triple Bottom Line

¿Qué es la Triple Bottom Line?

En los últimos años se ha dedicado un número creciente de estudios científicos al tema de la sostenibilidad empresarial. En este artículo te presentaremos tres conceptos que creemos básicos de la Triple Bottom Line enunciado por John Elkington por primera vez en 1994, la Teoría de los Grupos de Interés y la rueda del cambio de Bob Doppelt.

Triple Bottom Line

La Triple bottom line , fue usada por primera vez en 1994 por John Elkington. Su argumento fue ……”que las compañías debían preparar tres cuentas de resultados”

  1. Beneficio de la empresa.
  2. La contabilidad de las personas que ha de medir de alguna forma si la compañía es socialmente responsable en sus operaciones.
  3. La contabilidad del planeta, consiste en medir la responsabilidad medioambiental.

El concepto Triple bottom Line se basa  en la cuenta de las 3P: Profit, People and Planet

El principio que se esconde detrás no es otro que lo que se mide es lo que se obtiene, debido a que lo medible es aquello a lo que se le presta atención. Por tanto sólo cuando las empresas midan su impacto social y medioambiental se podrá decir que son organizaciones responsables.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Qué es la Triple Bottom Line

Las empresas sólo pueden sobrevivir a medio-largo plazo si resultan económicamente viables, medioambientalmente sostenibles y socialmente responsable.

TEORÍA DE LOS GRUPOS DE INTERÉS

La teoría de los Grupos de Interés de Stakeholders postula…..” que la capacidad de una empresa para generar riqueza sostenible a lo largo del tiempo y, con ello, su valor a largo plazo, viene determinada por sus relaciones con sus grupos de interés”. El grupo de interés de una empresa es cualquier grupo o individuo que puede afectar o es afectado por el logro de los objetivos de la organización.

Otra definición la dan Post, Preston y Sachs, para ellos los grupos de interés de una empresa….” son los individuos y colectivos que contribuyen, voluntaria o involuntariamente, a su capacidad y sus actividades de creación de riqueza y que, por lo tanto, son sus potenciales beneficiarios y/o portadores del riesgo”. En este grupo incluyen a los accionistas, empleados, clientes, comunidades locales, administración pública, ONG y proveedores.

Contrariamente, los enfoques clásicos de empresa se basan en la teoría neoclásica y básicamente afirma que la empresa es y debería ser dirigida siguiendo únicamente los intereses de los accionistas. El modelo se centra en la satisfacción de los intereses de éstos a través de la creación de valor, que se verá reflejada en los mercados financieros, en definitiva en la obtención de beneficios. Este modelo considera a los trabajadores, proveedores e inversores como inputs que, en la organización, se transforman en outputs que se ponen a disposición de los clientes.

sustentarse_Qué es la Triple Bottom Line

La Teoría de los Grupos de Interés es una nueva forma de dirigir la empresa,  en la que se deben generar estrategias y políticas a través de códigos de conducta internos que garanticen que el desarrollo de sus actividades ordinarias sea sostenible y no impacte contra los derechos sociales y ambientales de los grupos de interés implicados, a la vez que debe tenerlos en cuenta en la definición de sus estrategias empresariales.

El objetivo de la organización ha de ser obtener un equilibrio entre los intereses, a veces contradictorios, de todos los colectivos ya que los intereses y beneficios son mutuos.

sustentarse_Qué es la Triple Bottom Line

LA SOSTENIBILIDAD EN EL SECTOR EMPRESARIAL

Actualmente, las empresas ya han empezado a valorar las contribuciones de la participación de los grupos de interés en el aprendizaje y la innovación de productos y procesos, así como en el logro de la sostenibilidad de las decisiones estratégicas dentro y fuera de las compañías.

“El compromiso con los grupos de interés es un requisito fundamental para el éxito empresarial en el siglo XXI. La creación de valor para todos aquellos implicados en el funcionamiento de la empresa es fundamental para crear un objetivo común y afrontar los complejos problemas de nuestro planeta.

Las empresas cada vez son más conscientes de las interconexiones entre los problemas medioambientales, sociales y económicos, y saben que no pueden actuar individualmente para encontrar soluciones. Este compromiso se está convirtiendo rápidamente en una herramienta imprescindible para desarrollar la comprensión del verdadero significado de la sostenibilidad, y cómo ésta puede crear valor y añadir viabilidad en las operaciones para empresas”

LA RUEDA DEL CAMBIO

El cambio hacia la sostenibilidad empresarial llega cuando los procesos industriales son diseñados para ser económicamente, socialmente y ecológicamente beneficiosos en vez de menos contaminantes. La prosperidad a largo plazo no depende de hacer un sistema destructivo más eficiente sino en transformar el sistema para que todos sus productos y procesos sean seguros, saludables y regenerativos.

La teoría de la rueda del cambio se basa en integrar la sostenibilidad en el núcleo del negocio o programa, ya que si no es así, si permanece como un hecho aislado, no se conseguirá un verdadero cambio hacia el desarrollo sostenible.

sustentarse_Qué es la Triple Bottom Line

A partir de esta idea, surge la teoría de la rueda de cambio, una propuesta de Bob Doppelt que se basa en un conjunto de 7 principios que ha de cumplir toda organización que quiera triunfar a la hora de incorporar la sostenibilidad en su estrategia.


Temas relacionados que podrían interesarte:

 

sustentarse_Qué es el Distintivo ESR

¿Qué es el Distintivo ESR?

Distintivo ESR

¿Alguna vez has escuchado a alguien decir mi Empresa es Socialmente Responsable? 

En el año 1997, cuando el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) inició su programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), dio mucha importancia a la elaboración de un marco conceptual y valoral que sustentara los lineamientos y acciones necesarias para ayudar a las empresas a construir y adoptar, en su estrategia de negocios, una nueva visión empresarial que fortaleciera sus acciones de responsabilidad social.

En el año 2000, nace el Distintivo ESR, de Empresa Socialmente Responsable, como una herramienta para identificar y medir su responsabilidad social y ser reconocidos por ese compromiso.

¿Qué es el Distintivo ESR?

Es el compromiso público que hace la empresa en cuatro ámbitos estratégicos de su actuar cotidiano: calidad de vida para sus colaboradores, cuidado y preservación del medio ambiente, vinculación con la comunidad y gestión ética.

Jorge Villalobos

sustentarse_Qué-es-el-Distintivo-ESR

Ostentar el Distintivo ESR significa:

  • Compromiso de la empresa con la sociedad.
  • Cumplimiento con sus obligaciones legales.
  • Impulsar procesos de mejora continua para beneficio de todos los grupos con los que se relaciona.
  • Fortalecer sus impactos positivos y reduciendo los negativos.

Cabe destacar que la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) no es una moda, es una necesidad convertida en estrategia que permite desarrollar ventajas competitivas evidentes, por acción y comunicación,  para los públicos organizacionales, generando beneficios tangibles y útiles para el desarrollo social, económico, cultural, entre otros.

Una empresa para definirse como socialmente responsable debe en su filosofía de gestión formular y poner en práctica acciones efectivas en materia social, con lo cual se vislumbre la relación entre productividad, comunidad y medio ambiente. Visto de esta forma la empresa dejaría de ser un ente individualista para convertirse en una institución colectiva, dialéctica y responsable con su entorno.

Añez y Bonomie

Partiendo de la noción anterior, existen características por las cuales una empresa es considerada socialmente responsable, la responsabilidad en su contexto social es un estado de conciencia compartido, y como tal debe impregnar a toda la organización, todos sus procesos: administrativos, de producción, humanos, a través de “…una gestión consciente y, en consecuencia, responsable de los impactos que produce en la sociedad en la que actúa y a
la que sirve” (Pizzolante.2009).

Ampliando más la visión de este autor al respecto expresa:

Cuando afirmamos, -con profundo respeto por las diferencias-, lo fundamental de “modelar” con nuestra actuación, en tiempos de grandes complejidades y asimetrías morales, estamos invitando al mundo empresarial, nacional o multinacional, grande o pequeño, con o sin fines de lucro, público o privado, a trascender de los “programas y proyectos” de RSE, presentes en muchas organizaciones, a comprender que ellos no necesariamente nos convierten en una Empresa Socialmente Responsable; es decir en organizaciones conscientes que las decisiones que toman o dejan de tomar sus líderes, -producto de los planes de negocios-, impactan positiva o negativamente a la sociedad donde operan.

Que más allá de focalizar esfuerzos en ganarnos la ya trillada expresión: “licencia para operar”, el momento no deja espacio para hacer esperar nuestros mayores esfuerzos por lograr la licencia “social” para “prosperar”. Prosperidad entendida como el mayor estado de bienestar que puede generar una empresa, a partir de los procesos de gestión que le caracterizan; decisiones gerenciales que comunican, -por lo que hacen, no por lo que dicen-, la verdadera responsabilidad del liderazgo empresarial.

Acciones que reflejan el día a día en materia laboral, en la selección de proveedores, en la transparencia financiera frente a los accionistas, en la relación honesta con el consumidor de productos, en fin, en la comunicación responsable de sus intereses, enmarcados en claros valores, que se hacen tangibles en el comportamiento ético y moral de aquellos que integran la empresa.(Pizzolante, 2009)

Sustentarse cuenta  con un sólido portafolio de servicios de consultoría para apuntalar y fortalecer la visión de Sostenibilidad de las empresas.


Temas relacionados que podrían gustarte:

https://sustentarse.com.mx/7-aciertos-para-la-comunicacion-efectiva-en-el-trabajo/

 

 

Sustentarse_7 aciertos para la comunicación efectiva en el trabajo

7 aciertos para la comunicación efectiva en el trabajo