sustentarse_Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

Sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

En las últimas décadas presenciamos cambios económicos, políticos, sociales y ambientales que de manera directa o indirecta afectan a las empresas. Con la mundialización de los mercados, las economías se encuentran más dependientes unas de otras y, a la vez, más susceptibles a la crisis, lo que también genera un mayor grado de incertidumbre. Además, cuestiones como el desarrollo sostenible o la sostenibilidad empresarial actualmente están en evidencia, lo que hace aumentar la responsabilidad de las empresas frente a sus grupos de interés.

El rendimiento de la sostenibilidad de una empresa también puede considerarse como una medida de la eficiencia operativa, y que medidas proactivas en el medio ambiente pueden producir ganancias en el largo plazo.

La necesidad de impulsar el desarrollo económico de forma sostenible es un desafío para empresas e instituciones gubernamentales, que en las últimas décadas han buscado soluciones en este sentido a través de protocolos, convenios y acuerdos que han sido pactados en varias cumbres internacionales. A la vez, la creación de guías, normas y sistemas de certificación proporcionan a las empresas un amplio debate acerca de las herramientas de gestión que se utilizarán para velar por la planificación del desarrollo sostenible. En este contexto, nuestro objetivo se centra en reflexionar sobre los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI mediante todos estos instrumentos y políticas de gestión aplicados al desarrollo sostenible en la empresa.

sustentarse_Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

El concepto de desarrollo sostenible ha sido consolidado en el Informe Brundtland (WCED, 1987), siendo aquello que “permite la atención de las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras”.

Elkington (1994)

El desarrollo sostenible en la empresa es aquello que contribuye al desarrollo sostenible mediante la entrega al mismo tiempo de beneficios económicos, sociales y ambientales la llamada triple bottom line.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

Este Distintivo es un reconocimiento a su empresa ante sus principales grupos de interés, evidenciando que asume voluntaria y públicamente el compromiso de implementación y mejora continua de una gestión socialmente responsable, como parte de su cultura y estrategia de negocio.

Tema relacionado: ¿Qué-es-el-distintivo-ESR?

El desafío para las empresas es decidir qué acciones e iniciativas deben seguir y cuál es la mejor forma de utilizarlas. El respeto por el medio ambiente no solo es una idea, sino que ya se ha convertido en una necesidad . Un creciente número de voces alerta sobre el deterioro del medio ambiente y de sus negativas consecuencias, pero han comprobado que las fuerzas del mercado no son suficientes para regular el impacto de las empresas. Por esta razón, según Cambra Fierro et al. (2008), es necesario articular un conjunto de normas que consideran las particularidades de cada industria para obligar a las empresas a minimizar el impacto ambiental de sus actividades.

 “La existencia de una legislación o de una dades asociadas con la responsabilidad corporativa es uno de los aspectos más polémicos y menos consensuados en el debate que sobre esta materia existe entre empresas y organizaciones sociales a nivel mundial. Hasta la fecha no existe un estándar consensuado y aceptado a nivel internacional que, además de constituirse en una referencia de obligada consulta, englobe todos los aspectos relacionados con la responsabilidad corporativa”.

Olcese et al. (2008, p. 188),

Por otra parte, cuestiones como el desarrollo sostenible, el cambio climático, la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa,
entre otras, están actualmente en el punto de mira, lo que hace aumentar la necesidad de responsabilidad de las empresas frente a sus grupos de interés. La preocupación por el desarrollo económico y por sus consecuencias afecta a la sociedad y en especial a las empresas, que necesitan encontrar mecanismos para sobrevivir en un mercado cada día más competitivo. Por todo lo expuesto, proponemos la utilización de modelos que permitan “redescubrir” nuevas formas de gestionar no solo las empresas, sino también sus objetivos, estrategias y políticas para hacer compatible la prosperidad de las empresas y la calidad de vida a nivel planetario.

Fuente: Revista Galega de Economía

Temas relacionados: