Entradas

Innovación y cambio diseño organizacional de empresas

Innovación y cambio diseño organizacional

Nos encontramos insertos en un mundo dinámico y complejo, donde el cambio es una constante que impacta diariamente en las organizaciones. Los entornos que las contienen e influyen son altamente competitivos y empujan hacia disrupciones en todas las facetas de la realidad.

La tecnología, la cultura, la economía y demás ámbitos del entorno organizacional se ven modificados por nuevas propuestas y formas de hacer las cosas que llevan al cambio inevitable, al cual las organizaciones responden de diversas maneras. El impacto de la pandemia a nivel mundial, ocasionada por la covid-19, al analizar cómo una variable de pronto impacta de modo imprevisible en las organizaciones y en su adaptación al cambio y que seguramente tendrá efectos insospechados en su cultura, la manera de comunicarse e interactuar, más allá de las consecuencias de carácter económico.

Están surgiendo nuevos paradigmas que sepultarán a las viejas prácticas, tornándolas obsoletas y superándolas con gran rapidez. Nuevos cánones que acompañan el ritmo vertiginoso actual de los negocios, necesarios para que las empresas puedan mantenerse actualizadas y competitivas, tienen a la innovación como punto central.

Compartir: Innovación y cambio diseño organizacional

sustentarse_Inteligencia Social y Clima Organizacional

Antes de continuar, vale la pena expresar que el término innovación se utiliza de un modo muy amplio, dándole una gran variedad de significados. Expresan que se puede pensar a la innovación como un proceso, una estrategia y un resultado que agregan valor; así la innovación como una actividad que transfiere valor es un proceso estratégico: en este sentido, sería la capacidad de un proceso para agregar valor a cualquier actividad o resultado específicos. Si se piensa en la innovación como resultado, va a constituir el valor agregado en productos, servicios, ideas y conductas.

“Por lo tanto, la administración de la innovación es el proceso de adición de valor y su “establecimiento”, a lo largo de toda la cadena de la empresa y de sus macro y micro infraestructuras, dentro de las cuales el agente (la organización, el empresario o el individuo) interviene para obtener unos resultados  nuevos u originales específicos”.

(Ahmed et al.: 6)

La innovación y cambio diseño organizacional es uno de los grandes generadores de cambio, incluso puede ser vista como el cambio en sí misma: ….“la innovación es uno de los cambios organizacionales más importantes debido a que produce un flujo continuo de bienes y servicios nuevos y mejorados que crean valor”.

En particular desde el enfoque del economista Joseph Schumpeter y seguidores de esa línea de pensamiento,  identifica cinco tipos de innovación:

1. La introducción de un nuevo producto o de una nueva calidad de un producto ya existente.

2. La introducción de un nuevo proceso de producción, de uno no probado por la experiencia en la rama, lo que no implica un descubrimiento científico nuevo. La apertura de un nuevo mercado o innovación comercial.

3. La creación de una nueva organización de cualquier industria, o cambios en la organización industrial.

4. El desarrollo de una nueva fuente de materias primas o de bienes semimanufacturados.

La innovación básica es aquella de más veloz y rápida aplicación, con escasos inconvenientes para hacerlo, que produce pequeñas mejorias en el producto o servicio.

La innovación relativa se da en productos o servicios ya existentes dirigidos a nuevos mercados, y requiere mayores cambios puertas adentro de la organización que la innovación básica. Mientras que la innovación conceptual implica nuevas ideas, propuestas de valor y modelos revolucionarios de negocios que implican cambios profundos en la organización para su efectiva aplicación. (Chiavenato: 332)

Compartir: Innovación y cambio diseño organizacional

La innovación puede presentarse por intermedio de distintos formatos, pero básicamente en dos categorías:

Aquellos que quedan bajo el control de la organización y los que ejercen una influencia recíproca o bien se encuentran fuera del campo de influencia de la organización.

La innovación social surge del estado constante de cambio de la propia sociedad, siendo el resultado de múltiples factores que se conjugan para mostrar una nueva dirección. Como ejemplo, la preocupación creciente sobre temas de contaminación ambiental ha llevado a incrementar los controles subsecuentes, derivando incluso en un acuerdo mundial como el Acuerdo de Kyoto; en este caso estamos en presencia de una innovación social, que no está escindida de la innovación política, por ejemplo cuando se establecen innovaciones de carácter legislativo o institucional, como las que surgieron como consecuencia de los casos de escándalos corporativos como Enron en Estados Unidos y Parmalat en Europa.

Por último, la innovación filosófica abre el juego al efecto que el pensamiento filosófico tiene en la sociedad, en la forma que ésta se administra y se conduce a sí misma, dado que orienta a la sociedad cuando suministra conocimientos de vanguardia, así como cuando define lo que es correcto e incorrecto. (Ahmed et al., 2012)

Características y dinámica del Cambio

La innovación es el proceso mediante el cual una organización utiliza sus habilidades y recursos para desarrollar nuevos o mejores bienes y servicios o nuevos sistemas de producción y operación con el fin de responder mejor a las necesidades de sus clientes (Jones).

Es un fenómeno inmutable en la dinámica del mercado capitalista, los emprendedores buscan de forma constante diferenciales competitivos que les permitan descubrir y abrir nuevos mercados o conseguir una ventaja única frente a competidores.

Sus beneficios son innumerables dependiendo del caso, casi siempre es asociado a un rédito económico mayor, pero también se pueden obtener un sinnúmero de ventajas en principio no monetarias. La innovación trae el cambio, la modificación de las costumbres, los hábitos, los procesos, los resultados, las cosas tal como son, y por lo tanto también está asociada al riesgo. Mientras mayor es el cambio mayor es el nivel de riesgo.

Se estima que entre el 10% y el 20% de la innovación puede llevar al tipo de cambio que las organizaciones quieren: nuevas tecnologías y productos redituables, por lo tanto el costo es verdaderamente elevado para la organización y es constante.

(Jones: 367; Daft: 412)

Cuando hablamos de cambios podemos clasificarlos, por un lado en cambio tecnológico cuántico (Jones) o radical (Daft), el cual es un cambio fundamental en la tecnología que revoluciona los productos o la forma en la que se elaboran, rompe el marco de referencia de la organización y a menudo crea un nuevo equilibrio porque toda la organización se transforma.

Tema relacionado:

Por otro lado, el cambio tecnológico incremental (Jones) o cambio incremental (Daft), que como su nombre indica es progresivo y gradual. Ambos tipos de cambio van de la mano en los grandes procesos de innovación de nuestra sociedad. El ciclo de cambio comienza con una discontinuidad tecnológica que revoluciona algún área, comienza una época de agitación hasta que se consolida un diseño dominante. A partir de allí vendrá un proceso de cambio incremental en el cual quienes no cambiaron lo tendrán que hacer o desaparecer ante el diseño dominante. El proceso se inicia una y otra vez, aunque su duración es totalmente relativa e impredecible. Sin embargo, nosotros afirmamos que de la observación de la realidad a nivel global, podríamos aseverar que estos cambios se verificarán con una velocidad cada vez mayor.

Innovación y Tecnologías de la Información

La información tiene un papel fundamental en el desarrollo de la innovación, de hecho es un tema fundamental en el estudio de Sistemas de Innovación (Lundvall). Por esto es que la organización debe prestar atención en tres aspectos claves al respecto:

Las eficiencias de la información se consiguen en las organizaciones cuando se logra un ahorro de costo y tiempo a través de Tecnologías de Información que permiten a los empleados individuales desempeñar sus tareas actuales a un mejor nivel, asumir tareas adicionales y expandir sus papeles en la organización debido a los avances en la capacidad para recopilar y analizar datos.

Las sinergias de información se producen cuando el conocimiento que se crea cuando dos o más individuos o subunidades unen sus recursos y cooperan y colaboran más allá de las fronteras de sus papeles o subunidades. Actividad de cruce de fronteras: llamamos así a las interacciones de personas y grupos más allá de las fronteras organizacionales para obtener información y conocimiento valioso del ambiente, y con ello promover la innovación.

Cultura y estructura organizacional

La libertad, la autonomía y el apoyo constante son los elementos más importantes para crear una cultura organizacional amigable con la innovación y facilitar los mecanismos antes descriptos de colaboración y trabajo flexible. “Con el crecimiento organizacional llega la complejidad, y un aumento de la diferenciación vertical y horizontal puede perjudicar la innovación”.

(Jones: 383).

Mientras más grande es una organización tiende a complejizarse, jerarquizarse y dispersarse, aspectos que atentan contra la innovación. La respuesta a esto, según Jones, son mayores normas y valores que enfaticen la comunicación lateral y la cooperación interfuncional.

Fuente:https: Cambio organizacional.pdf

Podrías leer también:

 

Sustentarse_¡Salud ocupacional! a la gestión de la seguridad y salud empresarial

¡Salud ocupacional! a la gestión de la seguridad y salud empresarial

“Salud ocupacional y seguridad empresarial”

Los riesgos de salud y seguridad en el trabajo afectan la capacidad de ejecución de las organizaciones y por ende sus resultados esperados. La verdadera gestión de seguridad y salud en el trabajo implica un convencimiento desde la dirección de la organización, así como la comprensión de la rentabilidad económica y social que implica la concepción de sistemas de trabajo sostenibles tanto desde el punto de vista humano como productivo.

El diseño y la implementación de la gestión de riesgos laborales depende de las necesidades particulares de cada organización, sus objetivos concretos, su contexto, estructura, operaciones, procesos operativos, proyectos y servicios. “La Norma recomienda que las organizaciones desarrollen, implementen y mejoren continuamente su marco de acción con el propósito de integrar el proceso de gestión de riesgos con el gobierno corporativo de la organización, planificación, estrategia, gestión, procesos de información, políticas, valores y cultura” (Castro s/f, p. 1).

En este sentido, “la gestión de riesgos se cataloga como una de las responsabilidades de la dirección de las organizaciones en la medida que se integra con la toma de decisiones, la planificación estratégica, los proyectos en desarrollo, las políticas y valores corporativos” (Nates 2010, p. 38).

Compartir: “Salud ocupacional y seguridad empresarial” Sustentarse

Sustentarse como parte de innovar hacia la sostenibilidad, desarrollamos e implementamos metodologías para la Mejora de Procesos y el Liderazgo Transformacional, que atienden una necesidad imperante de todas las empresas: la mejora continua, la sociabilización a través del capital humano y la generación de indicadores.

Como lo afirma Knight (2007), un programa eficaz de gestión del riesgo (incluso el laboral) combina la cultura de la organización (principios, valores y comportamientos), sus procesos y estructuras. Debe ser plasmado en un documento genérico de nivel superior que armonice con la gestión estratégica de la organización . En tal sentido, los objetivos de toda gestión del riesgo,   deben estar articulados e integrados con la gestión de la organización y su alcance bien puede estar dado en función del desarrollo o la sostenibilidad del negocio. Yendo más allá, se abre el escenario para que en el futuro dicha gestión deje de ser una forma de manejo y prevención de peligros y pueda convertirse en promotora de bienestar y desarrollo, tanto humano como organizacional.

  • “La protección de la salud y el bienestar de los trabajadores mediante acciones preventivas y de control en el ambiente de trabajo” (Van Der Haar et Goelzer 2001, p. 7).

La transgresión de las leyes naturales como elemento determinante de la enfermedad y la importancia del medio ambiente laboral, social y familiar para mantener la salud. También, destaca el modo de vivir y trabajar de los hombres así como los efectos del ejercicio físico tanto en la vida diaria como en el trabajo.

Hipócrates
  • Bajo esta perspectiva es que Drais, Favaro et Aubertain (2008) señalan que “los dos factores clave del éxito para el verdadero desarrollo de la prevención en las organizaciones están dados por una fuerte integración de la salud ocupacional y  seguridad en el funcionamiento de la empresa y la gestión de los riesgos centrada en las situaciones de trabajo ”.
  • Gestión de seguridad y salud en el trabajo “…refleja un estado de madurez de las organizaciones frente al tema de la prevención; la cual se evidencia en el nivel de posicionamiento que tiene dentro de su estructura. A este respecto, “…la alta dirección de grandes empresas en el mundo, considera que la gestión de salud y seguridad son componentes fundamentales de la nueva gestión en las organizaciones; enfoque que tiene su desarrollo en el mejoramiento continuo de la tecnología disponible, en los ambientes de trabajo seguros y saludables, el control del impacto ambiental y en la innovación en el mercado.” (Arévalo 2002, p. 1).

Tema relacionado:

“El éxito en la gestión del riesgo se basa entonces en el desarrollo de una cultura de la prevención en la organización, donde la prevención debe ser un valor inherente a la gestión organizacional en todos los niveles. (Qualinet Surlatina Gestion 2007, p. 37) y se encuentra enmarcada en la participación de todos en la empresa, desde donde se toman las decisiones hasta donde los procesos son ejecutados (Gynella y Gómez: citados en Riesgo y Estrategia, 2009).

Es por ello que “las empresas deben gestionar sus riesgos desde una perspectiva estratégica, táctica y operativa. Es decir, todos los responsables de la organización deben tener métodos de gestión de riesgos para aplicarlos en su debido nivel de responsabilidad. Los gerentes n el nivel estratégico, los jefes y supervisores en el táctico y los dueños de proceso en el operativo”. (Qualinet Surlatina Gestion 2007, p. 37).

Fuente:https://www.redalyc.org/

Podrías leer también:

 

 

Sustentarse_inteligencia social y clima organizacional

Inteligencia Social y Clima Organizacional

La inteligencia social es aquella capacidad que posee una persona para desempeñarse en su entorno de la mejor manera, de tal modo que se le facilite manejar situaciones cotidianas que son complejas gracias a sus niveles de interacción ya sean verbales (comunicación) o simbólicas (implicaciones culturales).

En otras palabras, la inteligencia social está ligada a todas las capacidades que se debe desarrollar para una óptima relación con el otro y puede tomarse como una habilidad utilizada en el ambiente en el que la persona se encuentre, ambiente que incluye las personas que nos rodean; es un proceso psicológico que se desarrolla en contextos psicosociales.

(Martínez y Salido, 1992).

Dimensiones de la inteligencia social

La Inteligencia Social está formada por dos habilidades sociales de competencia social y reconocimiento, sin embargo, Pelachano en 1983 diferencia cinco dimensiones en los problemas interpersonales a nivel conceptual, los cuales son tomados en cuenta al momento de evaluar el nivel de inteligencia social que posea una persona.

Las dimensiones son:

1. Asunción de perspectivas diferentes a la propia con el fin de poder contemplar desde cada una de ellas el tipo y características que posee el problema.

2. Generar alternativas diferentes de solución ante un mismo problema planteado.

3. Atribución de causas sociales a los problemas interpersonales. Se trata de buscar causas posibles y plausibles.

4. Previsión de consecuencias propias y/o ajenas, a partir de acciones ajenas o propias para poder resolver cursos de acción.

5. Articulación de medios para logro de fines, elaborar planes de acción que lleven consigo tanto los puntos a resolver como la previsión de posibles obstáculos.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Inteligencia Social y Clima Organizacional

Desarrollamos e impartimos cursos y talleres enfocados a las necesidades y características de cada organización.

Sustentarse

Información relacionada con la inteligencia social

A través de las investigaciones que se han realizado alrededor de la inteligencia social se ha encontrado información acerca de elementos que están implicados, algunos son:

  • La amígdala, la corteza frontal ventromedial y la corteza somatosensorial derecha, entre otros, son estructuras que juegan un papel fundamental en la orientación de los comportamientos sociales, los cuales intervienen entre las representaciones de percepción de estímulos socialmente relevantes, y la obtención de comportamientos que tales estímulos pueden desencadenar.
  • Astucia social, consta en ser hábil en hacer sentir atendidos, respetados e interesantes a las personas con las que se interactúa de tal modo evitar dejar la sensación de incomodidad o desagrado y todo lo que ello conlleva.
  • La respuesta a situaciones sociales, es decir, el cuan consiente se es de la situación en la que se encuentra.

Es improductivo estancarse en una sola posición siendo esta netamente egocéntrica, y sin ser producto de una discusión con razones lógicas; por lo tanto hace parte de la IS como factor positivo la capacidad de usar la intuición y la lógica al momento de exponer o no una idea, con ayuda de la observación de señales tanto verbales como no verbales. Enlazado a ello se encuentra un elemento que se debe tener en cuenta a la hora de tratar de entender las interacciones sociales, este es el manejo del espacio, y el cómo éste modula comportamientos casi imperceptibles pero que demarcan los comportamientos tanto propios como ajenos.

  •  La presencia, tomada como el lenguaje corporal, apariencia física y comportamiento específico. Esta puede marcar en las demás personas con las que se interactúa una impresión, ésta tiende y a veces de manera necesaria a modificarse dependiendo del contexto en el que se encuentre la persona.
  • Autenticidad, se refiere a que la persona sea capaz de entender y tener claro tanto sus motivaciones como a sus objetivos, está ligada a la inteligencia emocional.
  • La comunicación, una persona es capaz de adaptar su lenguaje al contexto cultural de tal modo que le sea más importante la forma como se expresa que lo que dice y así lograr claridad.
  • Empatía, entendida como la habilidad de entender los sentimientos de los demás.

Que se entiende por clima organizacional

El clima organizacional es una característica de las empresas (Schneider y Snyder, 1975) que se desprende de las descripciones que los sujetos realizan acerca de las políticas, prácticas y condiciones que existen en el ambiente de trabajo (Lotito, 1992).

El Clima Organizacional es la percepción que los miembros de una organización se crean de las características más inmediatas que le son significativas, que la describen y diferencian de otras organizaciones. Estas percepciones influyen en el comportamiento organizacional (Rodríguez, 1999).

Es el conjunto de percepciones compartidas que las personas se forman de las realidades del trabajo y de la empresa, teniendo un valor estratégico por que alimenta la formación de juicios acerca de las realidades laborales. A su vez los juicios determinan las acciones, reacciones y decisiones de las personas.

(Toro, 2001).

Litwin y Stringer (1968) opinan que el clima organizacional son los efectos subjetivos, percibidos del sistema formal, el “estilo” informal de los administradores y de otros factores ambientales importantes sobre las actitudes, creencias, valores y motivación de las personas que trabajan en una organización dada.

Waters (1974) complementa esta definición al comentar que el clima organizacional son las Clima Organizacional 10 percepciones que el individuo tiene de la organización para la cual trabaja, y la opinión que se haya formado de ella en términos de autonomía, estructura, recompensas, consideración, cordialidad y apoyo.”

Forehand y Gilmer en 1964 definen el clima como: “El conjunto de características permanentes que describen una organización, la distinguen de otra e influye en el comportamiento de las personas que la forman.”(Dessler, 1993).

El otro enfoque es subjetivo y fue propuesto por Halpin y Croft en 1962 definen el clima organizacional desde un enfoque mas subjetivo, para ellos el clima es “La opinión que el empleado se forma de la organización” (Dessler, 1993).

Tema relacionado:

James y Jones en 1974 definen al clima organizacional desde tres puntos de vista, éstos son:

La medida múltiple de atributos organizacionales, definiendo al clima organizacional como “Un conjunto de características que:

a) Describen una organización y la distinguen de otras (productos, servicios, organigrama, orientación económica.

b) Son relativamente estables en el tiempo.

c) Influyen en el comportamiento de los individuos dentro de la organización.

La medida perceptiva de los atributos individuales, definiendo al clima organizacional como “Elementos meramente individual relacionado principalmente con los valores y necesidades de los individuos más que con las características de la organización”.

La medida perceptiva de los atributos organizacionales, tomando al clima organizacional como “Una serie de características que:

a) son percibidas a propósito de una organización y/o de sus unidades (departamentos), y que

b) pueden ser deducidas según la forma en la que la organización y/o sus unidades actúan (consciente o inconscientemente) con sus miembros y con la sociedad” (Brunet, 1997).

Gellerman en el año 1960 introduce el término de clima organizacional influenciado por los trabajos de Lewin (1939), posteriormente Litwin y Stringer (1968) también trabajan este término.

En general al trabajar el concepto de clima organizacional se toma en cuenta el conjunto de atribuciones que se hacen al ambiente de trabajo, sin embargo algunos autores toman en cuenta la percepción individual sobre las cualidades mientras que otros autores toman en cuenta el conjunto de características que definen objetivamente a una organización.

Dessler plantea que no hay un consenso en cuanto al significado del término, las definiciones giran alrededor de factores organizacionales puramente objetivos como estructura, políticas y reglas, hasta atributos percibidos tan subjetivos como la cordialidad y el apoyo. En función de esta falta de consenso, ubica la definición del término dependiendo del enfoque que le den los expertos del tema; el primero de ellos es el enfoque estructuralista del año 1964 de Forehand y Gilmer, y el otro enfoque es subjetivo y fue propuesto en 1962 por Halpin y Croft (Dessler 1993).

El clima organizacional es una de las variables que interviene entre los factores del sistema organizacional y el comportamiento individual de las personas implicadas, además es relativamente estable en el tiempo y puede ser un punto crítico al diferenciar una organización de otra o dentro de la misma empresa diferenciar diferentes unidades de negocios.

El clima organizacional es la cualidad o propiedad del ambiente organizacional que perciben o experimentan los miembros de la organización en la que se encuentran y que influye en su comportamiento. Es favorable cuando proporciona la satisfacción de las necesidades personales y la elevación moral de los miembros, y desfavorable cuando no se logra satisfacer esas necesidades.

(Chiavenato,1999).
Fuente: https://handbook.usfx.bo

Podrías leer también:

Sustentarse_Gestión de riesgo reputacional en grandes empresas

Gestión de riesgo reputacional en grandes empresas

Hoy en este artículo riesgo reputacional en grandes empresas

¿Nos hemos preguntado con frecuencia cómo nos perciben los demás o qué imagen tienen de nosotros? ¿Sabemos qué factores contribuyen en la generación de la buena reputación y qué factores pueden ocasionar la pérdida de la misma?

Las organizaciones se preocupan de su imagen, por eso se esfuerzan cada día por ofrecer buenos servicios y productos, por crecer, ganar mercado y generar utilidades, lo que hace que se posicionen en el medio, sean reconocidas, generen confianza y credibilidad; de esta manera van construyendo su imagen, buen nombre, marca y lo que reconocemos como la buena reputación (Villafañe, 2004).

Compartir:Obtén tu Distintivo ESR en Sustentarse

sustentarse_Gestión de riesgo reputacional en grandes empresas

Beneficios – Reducción del impacto financiero y reputacional por malas prácticas.

Y ¿qué es la reputación?

La reputación como el recurso intangible de mayor importancia en las organizaciones, generador de ventajas competitivas y con la capacidad de garantizar sostenibilidad en el tiempo. Grant (1991)

Independientemente del tamaño de una organización, de su capacidad de generación de ingresos y utilidades y del sector e industria al cual pertenece, la reputación es un tema de gran interés en la actualidad, porque de esta depende la capacidad de posicionamiento en el mercado, lo que representa un factor clave de liderazgo, contribuye en el mejoramiento de la oferta comercial, atrae inversionistas, así como talento humano, permite que se incremente el valor bursátil en caso de cotizar en bolsa y se convierte en un escudo contra posibles crisis al suponer una reserva de confianza con los grupos de interés (Villafañe, 2004).

En algunas ocasiones estas opiniones, juicios, conceptos o percepciones que conforman la reputación, no son favorables y producen opiniones negativas que repercuten en las organizaciones, originando así el riesgo reputacional que toma fuerza en la medida en que las expectativas de los grupos de interés no son satisfechas por las empresas .

(Becchio, 2011).

El mismo Becchio también define el riesgo reputacional como la posibilidad de que, en el presente o en el futuro, las ganancias o el patrimonio de una entidad se vean afectadas por una opinión pública negativa; asimismo, que se vea afectada la capacidad de prestación de servicios y de establecer nuevas relaciones, exponiéndola a juicios por pérdidas económicas, financieras y, en consecuencia, pérdida de clientes.

Son los diferentes grupos de interés, con el uso de la tecnología, internet, diferentes medios de comunicación —entre estos las redes sociales—, los que se han encargado de publicar los diferentes casos de materialización del riesgo reputacional que se producen por prácticas antiéticas y que han hecho desaparecer algunas empresas, de ahí la importancia de gestionar el riesgo reputacional, así como se gestionan los demás riesgos en las organizaciones.

Cabe resaltar que el riesgo reputacional afecta desde las organizaciones más grandes hasta los gobiernos más poderosos del mundo, organizaciones no gubernamentales, organizaciones influyentes a nivel global, cadenas comerciales, empresas familiares, microempresas, hasta a cada uno de nosotros como individuos, y el factor común que nos une es la necesidad de conservar la reputación, aumentarla, mejorarla y evitar perderla, ya que esto representa un riesgo.

La gestión y el control de la reputación depende entonces de las empresas para minimizar los riesgos de perder su reputación, como la pérdida de imagen, de confianza, pérdidas económicas, posibles quiebras. Teniendo en cuenta el impacto negativo que se puede producir por el desprestigio, la afectación de la imagen corporativa y de la reputación, es importante explorar acerca de qué se debe hacer para conservar la reputación a través del tiempo, cómo mejorarla y cómo aumentarla para mitigar este riesgo internos y externos que originan o causan el riesgo reputacional, cuáles son las consecuencias o efectos de la materialización del riesgo reputacional; conocer quién es el responsable de la gestión del riesgo reputacional y el compromiso de las organizaciones frente a este riesgo; confirmar qué metodologías, herramientas y mecanismos utilizan para la gestión del riesgo reputacional e indagar acerca del costo del riesgo reputacional, si este es evaluado, valorado y cuantificado. Finalmente, se presentarán los aportes, comentarios y reflexiones de los entrevistados.

Tema relacionado:

Para el desarrollo de este estudio que está relacionado con la gestión de riesgo reputacional, es necesario abordar el tema tomando como punto de partida el libro “La buena Reputación – Claves del valor intangible de las empresas”, en el cual Justo Villafañe presenta un contraste sobre la doctrina reputacional con la academia, la comunidad profesional, las bases epistemológicas y la experiencia en la gestión de la reputación corporativa.

En este libro, el autor expone algunas definiciones de reputación publicadas por diferentes autores: Charles Fombrun, Scott Meyer y Antonio López (Villafañe, 2004, ps. 25 y 26): Reputación es la capacidad de satisfacer las expectativas de los grupos de interés, es el resultado de la relación eficaz con los stakeholders, es el proceso que integra la imagen, experiencias, creencias; son las percepciones que se tienen de una empresa; es la consecuencia de la relación entre imagen e identidad corporativa.

Según Mínguez (2000), la reputación es un capital de enorme valor para las organizaciones y se debe gestionar como otro activo más de la empresa; se construye a partir de la planificación y gestión eficaz a largo plazo; es el resultado de las apreciaciones de diferentes públicos relacionados con la empresa.

La reputación corporativa, “es el reconocimiento que los stakeholders de una compañía hacen de su comportamiento corporativo a partir del grado de cumplimiento de sus compromisos con relación a sus clientes, empleados, accionistas si los hubiera y con la comunidad en general. La reputación para que genere valor debe ser gestionada y comunicada” (Villafañe, 2004, p. 193).

Para Mulero (2013), la Reputación corporativa es el conjunto de percepciones que los diversos grupos de interés (stakeholders) tienen sobre la empresa.

De acuerdo con Barney (2001), la “Teoría de recursos y capacidades” se refiere a que los recursos son los activos tangibles e intangibles que utilizan las empresas para desplegar sus estrategias y destaca la reputación como uno de los recursos intangibles que mayor relevancia cobra al integrarse a una capacidad; es decir, al incorporarse con los otros recursos por medio de los procesos, procedimientos, actividades y tareas que se realizan en las empresas, logrando así “ventaja competitiva sostenible”.

Wernerfelt (1984), también coincide en que la sinergia entre los recursos y las capacidades proporciona la eficiencia, que a su vez es fuente de ventajas competitivas para las organizaciones. Por otra parte, la percepción, según Melgarejo (1994), es un proceso cognitivo que consiste en reconocer, interpretar y dar significado a elementos para elaborar juicios de acuerdo con las sensaciones que se obtienen en el entorno físico y social, en los que intervienen también la memoria, el aprendizaje y los símbolos.

Cuando hablamos de reputación, se debe tener en cuenta que esta es vulnerable y se puede ver afectada por diferentes causas que representan un riesgo reputacional, definido por Mejía (2006) como la pérdida de confianza y credibilidad de las partes interesadas de una empresa por rumores, errores, insolvencia, deficiencias en los procesos, fraudes, conductas irregulares de sus colaboradores, entre otros aspectos.

El riesgo reputacional puede ser la causa y/o la consecuencia de otros riesgos como riesgo estratégico, operacional, legal y financiero. El riesgo estratégico es la posibilidad de que se presente un evento o situación que afecte el cumplimiento de la misión, la visión, el logro de los objetivos estratégicos y que se generen pérdidas debido a decisiones inadecuadas al definir las operaciones del negocio.

Fuente:https://repository.eafit.edu.co

Puedes leer también:

Sustentarse_prácticas sustentables

Prácticas sustentables

Las prácticas sustentables son actividades que se integran al desarrollo de las operaciones de una empresa con la finalidad de reducir el impacto que el desarrollo de estas tiene en el medio ambiente.

Debido a la creciente atención y preocupación que la sociedad está prestando al cuidado del medio ambiente, las organizaciones se han visto obligadas a responder a estas preocupaciones, integrando prácticas sustentables a sus operaciones y procesos (Lieb y Lieb, 2010; Srivastava, 2007; Vargas, Doria y Álvarez, 2017).

El medio ambiente ha carecido de importancia por muchos años, el uso indiscriminado de los recursos y la contaminación se ha desarrollado de manera paulatina e inadvertida, y es hasta hace escasas décadas que el daño generado fue notorio para el mundo, es alrededor de los años setenta que la comunidad científica comienza a estudiar la problemática ambiental y la evidencia al mundo, lo gobiernos alrededor del mundo comenzaron a darle una mayor importancia a su protección, se formularon programas y leyes enfocadas a este fin (Lieb y Lieb, 2010; Srivastava, 2007; Vargas, et al. 2017).

Compartir: Prácticas sustentables

sustentarse_Prácticas sustentables

Este Distintivo es un reconocimiento a su empresa ante sus principales grupos de interés, evidenciando que asume voluntaria y públicamente el compromiso de implementación y mejora continua de una gestión socialmente responsable, como parte de su cultura y estrategia de negocio.

Las organizaciones constituyen una parte importante de la estructura social, por lo que también han tenido que integrar el aspecto ambiental a sus operaciones y generar prácticas que sean eficientes y efectivas sin que generen algún daño al entorno en donde se desarrollan las mismas, esto originó un nuevo enfoque en la administración denominado administración ambiental, bajo este nuevo enfoque una de las áreas que acaparado la atención es la cadena de suministro, ya que en esta se da el movimiento y flujo de materia prima, capital e información entre las diferentes partes que interviene en la oferta de un producto, esta va desde el proveedor de materia prima hasta el consumidor final, la integración de la sustentabilidad a las diferentes operaciones y procesos de la cadena de suministro se conoce como cadenas de suministro sustentables (Abbasi y Nilsson, 2012; Ahi y Searcy, 2013; Min y Kim, 2012; Seuring y Müller, 2008; Srivastava, 2007; Vargas, et al. 2017).

Entre las décadas del 50 y 60, la teoría del desarrollo que se venía aplicando desde la segunda guerra mundial, comenzó a modificarse dado que el crecimiento económico no resultaba suficiente para garantizar el desarrollo sustentable, esto se vio plasmado por los países.

Las organizaciones que, si bien lograron crecimientos económicos importantes, no reflejaron mejoras relevantes en índices sociales y ambientales (Marchet, Melacini y Perotti, 2014; Watson, Pelkey, Noyes y Rodgers, 2016). Otro aspecto que contribuyó a este cambio de perspectiva fue la toma de conciencia a nivel internacional de las consecuencias a las que podía conllevar sistemas de producción poco amigables con el bienestar de la sociedad y el medio ambiente, así como la sobre explotación de los recursos naturales (Watson, et al. 2016). Se considera que este pensamiento pasó de una simple asociación del crecimiento económico con el desarrollo, que se mantuvo hasta los primeros años de la década de los 60, a una profunda, creciente y sostenida preocupación por el uso de los recursos naturales, provocando el surgimiento de un nuevo periodo en el cual se fueron incorporando de forma progresiva, los elementos relacionados con la inquietud de asociar el desarrollo con indicadores sociales como los niveles de educación, salud o asistencia social; y ambientales, como la reducción de la contaminación, mejor uso de los recursos y el manejo de los residuos industriales, por mencionar algunos (Marchet, et al. 2014).

Tema relacionado:

En consecuencia, durante la década de 1970 surgió una nueva mirada sobre la cuestión ambiental, vinculada con un cambio en la sensibilidad social y empresarial, es decir, la capacidad de ver problemas que, aun cuando existentes en años anteriores, no eran percibidos social y organizacionalmente como los problemas ambientales. Es en esta etapa donde las empresas comenzaron a percibir el daño y riesgo ambiental como objeto de preocupación (Watson, et al. 2016).

Marchet et al. (2014) señala….. “que los riesgos ambientales poseen una tendencia inseparable a la globalización, es decir, los riesgos modernos en su expansiva dinámica desconocen las fronteras y cualesquiera que fueren sus efectos, los riesgos suelen tener gran incidencia en la calidad de vida de los seres humanos.”

Dentro de la década los 70, lo ambiental surge como una de las grandes preocupaciones de la empresa industrial moderna, de ello da testimonio la Cumbre de Estocolmo sobre el Medio Ambiental Humano en la cual se le dio lugar un reconocimiento más amplio de la problemática ambiental, introduciendola en el contexto más general de contradicciones y crisis centrales de las organizaciones (Adnan, Nordin, Rahman y Noor, 2017).

Para finales de los años 80, el concepto de desarrollo sustentable comienza a gestarse, por lo que el uso del término sustentabilidad surgió a partir del Informe de Brundtland (1987) titulado “Nuestro futuro común”, el cual fue elaborado por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas y presidida por Gro Brundtland, primer ministro de Noruega, el cual tenía como principal objetivo alertar a los países respecto a la preocupación por los recursos naturales y humanos, así como la preservación y protección de los mismos, para asegurar su existencia en un futuro (Marchet, et al., 2014).

De acuerdo con lo anterior, la sustentabilidad se define como “la satisfacción de las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Brundtland, 1987, p. 1), lo cual envuelve diversos aspectos que deben ser gestionados de forma proactiva por las organizaciones.

A partir de 1997 el debate sobre el desarrollo sustentable o sustentabilidad fue tomando gran relevancia y se sentaron las bases para el desarrollo del nuevo concepto hacia la sostenibilidad, esto a través del documento llamado Educación para un futuro sostenible: una visión transdisciplinaria para una acción concertada (Elkington, 1997), elaborado por la UNESCO y el gobierno de Grecia.

A su vez, Ai, Hon y Sulaiman (2015) definen el concepto de sustentabilidad….” como una estrategia de negocio enfocada a generar beneficios económicos de manera sostenida y a largo plazo, evitando y reduciendo las repercusiones ambientales y sociales relacionadas  con las operaciones de la empresa al mínimo. ”

El concepto de sustentabilidad en la mayoría de las ocasiones está asociado con el de sostenibilidad hasta el punto de señalarlos como sinónimos, sin embargo no definen los aspectos que los conforman, diversos autores han abordado los conceptos en sus estudios de igual manera, y han determinado que no existe una definición clara y precisa, ya que algunos los relacionan específicamente con el desempeño ambiental, otros lo abordan como una evolución del concepto de responsabilidad social mientras que otros estudios integran el actualidad uno de los enfoques más aceptados para el estudio de la sustentabilidad el cual se denomina Triple Bottom Line (TBL) o enfoque de triple resultado (Ciliberti, Pontrandolfo y Scozzi, 2008; Colicchia, Marchet, Melacini y Perotti, 2013).

En sus primeros años, el significado del término desarrollo sustentable era ambiguo, llevando a una diversidad de definiciones, sin embargo, la definición establecida en la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas se estableció como la dominante, y los debates también se han unido en torno a los tres principios que fundamentan la sustentabilidad (Elkington, 1997, Brundtland, 1987):

  • La integridad ambiental
  • La prosperidad económica
  • La equidad social

Cada uno de estos representa una condición necesaria, pero no suficiente, es decir, si alguno de los principios no es apoyado, el desarrollo económico no será sustentable.

A su vez, con el paso de los años, las organizaciones se han visto obligadas a integrar la sustentabilidad al desempeño de sus operaciones, esta integración ha tenido como resultado las cadenas de suministro sustentables que busca que todos los procesos y operaciones que la integran se desarrollen de manera sustentable, como resultado de esta integración surgen las prácticas sustentables, este nuevo enfoque busca que las actividades de la empresa adopten e integren el aspecto sustentable. (Ciliberti et al., 2008; Colicchia et al., 2013; Lieb y Lieb, 2010; Marchet, et al., 2014; Perotti, Zorzini, Cagno y Micheli, 2012).

Compartir: Sustentarse Distintivo ESR

Fuente:http://premio.investiga.fca.unam.mx/docs/ponencias/2018/4.06.pdf

Podrías leer también:

Conciencia del medio ambiente en Empresas

Junto a la toma de conciencia de los ciudadanos ante los problemas del medio ambiente en empresas, como parte y motor de las sociedades modernas, han ido percibiendo la necesidad de incorporarse a las demandas de la sociedad por la consecución de un desarrollo económico que nos permita disfrutar de un ambiente natural digno para la vida. Las administraciones públicas, a través de los recursos que el sistema educativo dispensa, han contribuido de forma esencial a la toma de concienciación sobre el cuidado del medio ambiente. Los tecnicismos propios de la Ecología han pasado a ser no sólo parte de nuestro vocabulario cotidiano, sino que se han integrado en el lenguaje jurídico y en el relativo al mundo de la economía occidental.

Es evidente, por tanto, que se ha procesado un cambio sustancial en nuestra forma de contemplar el entorno en el que se desarrollan nuestras actividades y nuestra relación con el mismo. Hoy, conceptos como «contaminación», «reciclaje», «tratamiento selectivo de residuos» etc. son ya parte de nuestro léxico común y cuyo entendimiento ha transformado incluso nuestros hábitos de consumo.  Es obvio, por tanto, que el mundo empresarial no puede permanecer ajeno a esta concienciación colectiva sobre el medio ambiente. Es cierto que las empresas también han cambiado su concepción sobre la relación del desarrollo económico particular y el bienestar de la sociedad en general, en lo que a la implicación de la actividad empresarial con el entorno se refiere.

Compartir: Consultoría Especializada en Responsabilidad Social y Sostenibilidad

sustentarse_Conciencia del medio ambiente en empresas

En este sentido se ha pasado progresivamente de una concepción de la empresa en la que la inversión en prevención del deterioro medioambiental era sinónimo de «pérdidas económicas» a una visión más sensibilizada en la que al abordaje de los temas ecológicos se incluyen ya en los planes de actuación trazados para el diseño y funcionamiento de la actividad empresarial.

La idea primordial de que no es posible un desarrollo económico general sin un tratamiento respetuoso del entorno natural ha calado profundamente en todos los ámbitos: La empresa no puede sustraerse de esta línea en pro de la preservación del medio ambiente, y hoy en día, la Ecología, como rama de la Ciencia, ofrece al mundo empresarial una serie de innovaciones tecnológicas y de conocimientos encaminados a favorecer el desarrollo económico compatibles con el respeto al medio ambiente. Por su parte, desde los primeros convenios internacionales para la mejora del entorno natural afectado por las actividades industriales en el mundo desarrollado, las instituciones gubernamentales también han presionado a las empresas con normativas legales que se hallan en constante evolución. Los efectos que la empresa genera en su entorno no son sólo de carácter socio-económico sino también de carácter medioambiental.

Tema relacionado:

Los ciudadanos, convertidos en trabajadores, directivos o creadores de una empresa, han empezado ya a colaborar en las mejoras medioambientales y el mundo de la empresa no se halla al margen de esta concienciación social y está actuando en consecuencia, conociendo, valorando y minimizando los riesgos que su actividad genera ante el eventual deterioro del entorno natural en el que vivimos.

En definitiva, la empresa en nuestros días tiene una responsabilidad crucial en la tarea de la mejora medioambiental, y esta responsabilidad debe ejercerse ante una perspectiva que supere el mero cumplimiento de la legalidad vigente al respecto.

LA APARICIÓN DE LA LEGISLACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE EN EMPRESAS

La existencia de una normativa legal en constante evolución y exigencia, controlada cada vez más con mayor rigor por la Administración y el rechazo social hacia actividades no respetuosas con el entorno son tres razones que apoyan ineludiblemente el hecho de contar con la cuestión medioambiental en la gestión global de la empresa. De todas estas, la aparición de nueva legislación es la que más ha influido en las empresas pues significó y está significando, un cambio importante en las pautas de conducta empresariales, de modo que han de estar en constante contacto con las administraciones pues estas generan regularmente nueva legislación que tiene nuevas implicaciones.

Resulta obvio que el compromiso del medio ambiente en empresas  ha de trazarse tras un perfecto entendimiento e interiorización del concepto de desarrollo sostenible, base a su vez, de las legislaciones sobre medio ambiente.

Comprender las relaciones entre medio ambiente y desarrollo económico es una tarea imprescindible hoy en día para el establecimiento y funcionamiento de cualquier empresa.

Debe tenerse en cuenta que la consecución de un desarrollo económico sostenible no sólo beneficia a las generaciones de ciudadanos de nuestro entorno más cercano, y a nosotros mismos, sino también a otros países en vías de desarrollo que aún disponen de gran diversidad biológica que es tarea de todos preservar.

Tema relacionado:

Evidentemente, este concepto involucra en sí mismo aspectos tan esenciales para la convivencia de las generaciones, así como los de justicia, eficiencia y democracia. Relacionando la legislación con el desarrollo sostenible debe mencionarse un concepto también vinculado a la legislación internacional sobre medio ambiente y que conviene que todas las empresas lo tengan presente, es el llamado principio «Quien contamina paga»: Recogido en el Tratado de Maastricht, implica que todo el que contamina debe pagar el daño ecológico causado. Los responsables de un acto de contaminación pagarán los costes de las medidas necesarias para eliminarla o reducirla a un nivel jurídicamente admitido. Según lo expuesto hasta ahora, es evidente que la política de actuación de cualquier empresa en materia medioambiental ha de sustentarse en la aplicación de un principio básico: la prevención.

Estas nuevas formas de trabajar han llevado a las empresas por diferentes caminos, uno de los más exitosos ha sido el de la producción limpia. A algunas empresas les pareció que la única forma de conseguir un cambio verdadero era optar por una «producción limpia», es decir, un enfoque que:

  • Se sitúa al principio del proceso de producción y no al final.
  • Minimiza los desechos y las emisiones contaminantes en lugar de gestionarlos.
  • Da lugar a nuevos métodos de producción que requieran un menor consumo de energía y materias primas, basados en un incremento de la eficiencia.
  • Aporta derivados de los materiales, productos y procesos peligrosos.
  • Reconoce que todos los componentes del medio ambiente están interrelacionados y que, por ejemplo, la contaminación del suelo, del agua y del aire, debe abordarse conjuntamente.
  • Modifica el «ciclo de vida» completo de los productos, teniendo en cuenta el consumo de energía y materias primas, el proceso de producción, embalaje, distribución, consumo, eliminación o recuperación. Al contrario de lo que ocurre actualmente, el diseño de productos tendría que tener en cuenta conceptos como durabilidad, reparación, mantenimiento, reutilización y reciclaje.
Fuente:https://eco.mdp.edu.ar/cendocu/repositorio/00836.pdf

Podrías leer también:

sustentarse_principios-de-sociedad-sustentable

Principios de sociedad sustentable

¿Sociedad sustentable?

De acuerdo con el Programa UNESCO “Educando para un Futuro Sustentable” existen cuatro dimensiones de la sustentabilidad: social, ecológica, económica y política. Cada una de ellas trae aparejado un principio esencial.

• La sustentabilidad social se vincula con los valores/ principios de la paz y la equidad;
• La ecológica con la conservación;
• La sustentabilidad económica con el desarrollo adecuado
• La política con la democracia.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR 2021

sustentarse_Principios de sociedad sustentable

En el reino de la homogeneidad y uniformidad, sociedades sustentables no niega la existencia de la sociedad de la que formamos parte, sino que remite a la diversidad como principio rector de la sustentabilidad. Son los actores, sujetos, la gente, el límite social del sistema y son −somos− quienes llevan a la práctica la construcción de la sustentabilidad, lo que implica a su vez el reconocimiento del Otro(s), es el diálogo de saberes y la apertura a la diversidad de pensar y actuar.

Sociedad sustentable será aquella en la cual:

La gente se preocupa por los demás y valora la justicia social y la paz.

• Asegurando el acceso al agua segura, el alimento y la vivienda para todos.
• Valorando y respetando los roles y contribuciones de las mujeres y niñas tanto como se hace con los hombres y niños varones.
• Preocupándose por los jóvenes, los ancianos y las personas con discapacidad así como otros grupos sociales menos poderosos y
principalmente marginales.
• Atesorando el patrimonio cultural y el bienestar de los indígenas.
• Valorando y respetando la diversidad cultural en todas sus formas.
• Reforzando las particularidades locales y nuestra identidad comprendiendo la conexión nacional y global.
• Protegiendo la salud humana y la calidad de vida mediante ambientes seguros, limpios y saludables.
• Maximizando el acceso de todos a la educación.
• Construyendo pueblos y ciudades ‘humanas’ en forma y escala.
• Solucionando las disputas mediante la discusión, la negociación y otros medios pacíficos.

Tema relacionado: Asesoría para obtener distintivo ESR

La sociedad sustentable protege los sistemas naturales y se utilizan los recursos sabiamente.

• Valorando y protegiendo la biodiversidad.
• Preocupándose y respetando la vida de todas las especies de animales, plantas, etc.
• Utilizando la energía, el agua, los bosques, el suelo y otros recursos naturales en forma eficiente y cuidadosa.
• Minimizando los residuos, luego recuperándolos y reutilizándolos a través del reciclado, compostaje y recupero de la energía y disponiendo lo restante en forma segura.
• Limitando la contaminación a niveles que no dañen los sistemas naturales o la salud humana.
• Manteniendo y restaurando la salud de los ecosistemas.
• Viviendo “ligeramente” sobre el Planeta.

 Se valora el desarrollo adecuado y la satisfacción de las necesidades básicas para todos.

• Creando una economía local vibrante que brinde oportunidades para el trabajo satisfactorio y significante para todos.
• Asegurando que las necesidades humanas fundamentales de todos son satisfechas.
• Valorando el trabajo voluntario y no remunerado en el hogar y la comunidad.
• Apoyando políticas que asignen el costo social y ecológico real así como los beneficios de los bienes y servicios que consumimos.
• Reconociendo que el estándar de vida de una comunidad se encuentra vinculado a las contribuciones de las personas de áreas vecinas, dentro y fuera del país.
• Impulsando la producción y consumo de bienes y servicios que no degradan el ambiente local o global ni la calidad de vida de otras personas.
• Promoviendo la responsabilidad corporativa (de las empresas).

Toman sus decisiones por medios justos y democráticos.

• Desarrollando y promoviendo las instituciones democráticas y los procesos de toma de decisiones.
• Descentralizando la toma de decisiones a los niveles locales de gobierno.
• Promoviendo la responsabilidad gubernamental y la consideración de las comunidades locales.
• Otorgando poder a todos los sectores de la comunidad para participar en las decisiones tanto a nivel nacional, como regional y local.
• Erradicando la corrupción en el gobierno y los negocios.

Fuente: https://www.casadelibrosabiertos.uam.mx
Fuente: Principios de una sociedad_sustentable

También podría gustarte:

sustentarse_Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

Sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

En las últimas décadas presenciamos cambios económicos, políticos, sociales y ambientales que de manera directa o indirecta afectan a las empresas. Con la mundialización de los mercados, las economías se encuentran más dependientes unas de otras y, a la vez, más susceptibles a la crisis, lo que también genera un mayor grado de incertidumbre. Además, cuestiones como el desarrollo sostenible o la sostenibilidad empresarial actualmente están en evidencia, lo que hace aumentar la responsabilidad de las empresas frente a sus grupos de interés.

El rendimiento de la sostenibilidad de una empresa también puede considerarse como una medida de la eficiencia operativa, y que medidas proactivas en el medio ambiente pueden producir ganancias en el largo plazo.

La necesidad de impulsar el desarrollo económico de forma sostenible es un desafío para empresas e instituciones gubernamentales, que en las últimas décadas han buscado soluciones en este sentido a través de protocolos, convenios y acuerdos que han sido pactados en varias cumbres internacionales. A la vez, la creación de guías, normas y sistemas de certificación proporcionan a las empresas un amplio debate acerca de las herramientas de gestión que se utilizarán para velar por la planificación del desarrollo sostenible. En este contexto, nuestro objetivo se centra en reflexionar sobre los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI mediante todos estos instrumentos y políticas de gestión aplicados al desarrollo sostenible en la empresa.

sustentarse_Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

El concepto de desarrollo sostenible ha sido consolidado en el Informe Brundtland (WCED, 1987), siendo aquello que “permite la atención de las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras”.

Elkington (1994)

El desarrollo sostenible en la empresa es aquello que contribuye al desarrollo sostenible mediante la entrega al mismo tiempo de beneficios económicos, sociales y ambientales la llamada triple bottom line.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_Los desafíos para la sostenibilidad empresarial en el siglo XXI

Este Distintivo es un reconocimiento a su empresa ante sus principales grupos de interés, evidenciando que asume voluntaria y públicamente el compromiso de implementación y mejora continua de una gestión socialmente responsable, como parte de su cultura y estrategia de negocio.

Tema relacionado: ¿Qué-es-el-distintivo-ESR?

El desafío para las empresas es decidir qué acciones e iniciativas deben seguir y cuál es la mejor forma de utilizarlas. El respeto por el medio ambiente no solo es una idea, sino que ya se ha convertido en una necesidad . Un creciente número de voces alerta sobre el deterioro del medio ambiente y de sus negativas consecuencias, pero han comprobado que las fuerzas del mercado no son suficientes para regular el impacto de las empresas. Por esta razón, según Cambra Fierro et al. (2008), es necesario articular un conjunto de normas que consideran las particularidades de cada industria para obligar a las empresas a minimizar el impacto ambiental de sus actividades.

 “La existencia de una legislación o de una dades asociadas con la responsabilidad corporativa es uno de los aspectos más polémicos y menos consensuados en el debate que sobre esta materia existe entre empresas y organizaciones sociales a nivel mundial. Hasta la fecha no existe un estándar consensuado y aceptado a nivel internacional que, además de constituirse en una referencia de obligada consulta, englobe todos los aspectos relacionados con la responsabilidad corporativa”.

Olcese et al. (2008, p. 188),

Por otra parte, cuestiones como el desarrollo sostenible, el cambio climático, la sostenibilidad y la responsabilidad corporativa,
entre otras, están actualmente en el punto de mira, lo que hace aumentar la necesidad de responsabilidad de las empresas frente a sus grupos de interés. La preocupación por el desarrollo económico y por sus consecuencias afecta a la sociedad y en especial a las empresas, que necesitan encontrar mecanismos para sobrevivir en un mercado cada día más competitivo. Por todo lo expuesto, proponemos la utilización de modelos que permitan “redescubrir” nuevas formas de gestionar no solo las empresas, sino también sus objetivos, estrategias y políticas para hacer compatible la prosperidad de las empresas y la calidad de vida a nivel planetario.

Fuente: Revista Galega de Economía

Temas relacionados:

sustentarse_La Constitución de Empresas en México

La Constitución de Empresas en México

¿Cómo constituir una empresa? Puntos importantes para la constitución de empresas en México….

  • La constitución de empresas en México comienza por la elección del nombre de la misma:

El nombre que llevará tu empresa por ejemplo: Distribuidora de Ropa Caracol, Ropa Distribución Caracol ó Distribución de Ropa Caracol. Esto te permitirá estar preparado en caso de que ya exista una sociedad con el primer nombre que elegiste. Toma en cuenta que este nombre será el que llevará la Sociedad (”nombre elegido” S.A. de C.V.) NO el registro de marca de tu producto o servicio.

Compartir: Obtén tu Distintivo ESR

sustentarse_La Constitución de Empresas en México

Sustentarse con más de 10 años en el mercado, es líder en Consultoría especializada en Responsabilidad Social y Sostenibilidad. Brindamos soluciones integrales a las organizaciones, con base en las tendencias globales y nacionales hacia el desarrollo sostenible; así las inversiones que realizan las organizaciones en la materia, tienen un enfoque estratégico que genera valor compartido a todos sus grupos de interés.

  •  Nombres de los accionistas:

Por ley las empresas necesitan como mínimo DOS ACCIONISTAS para poder registrarse como sociedades, así que en este punto deberás considerar dos personas como mínimo que participarán en la constitución de tu empresa. La proporción de las acciones que posea cada accionista es regulable, por lo tanto si deseas ser tú quien lleve el “control” de las decisiones de la sociedad se pueden balancear 99.99% y la otra persona tener el .01% de las acciones. Lo importante es que debes cumplir con este requisito por ley.

  • Documentos de identificación:

Una vez que has decidido quien formará parte de tu empresa, deberás tener a la mano los documentos oficiales de identificación de cada uno de los accionistas, para cada uno necesitas:

  1. RFC
  2. CURP
  3. IDENTIFICACIÓN OFICIAL VIGENTE (IFE, pasaporte, licencia de conducir, cartilla militar).

NOTA: Como recomendación ten siempre dos copias LEGIBLES de cada documento

  • Información general:

Además de los documentos oficiales, deberás contar con los siguientes datos por cada uno de los accionistas que vayan a conformar tu empresa.

  1. NACIONALIDAD
  2. LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO
  3. ESTADO CIVIL
  4. OCUPACIÓN
  5. DOMICILIO
  • Documentos de representación legal:

En el caso en que alguno de los accionistas de Tu Empresa sea una persona moral (es decir una sociedad o empresa pre-constituida), necesitarás tener los siguientes documentos a la mano:

  1. RFC
  2. CONSTITUCIÓN DE LA SOCIEDAD
  3. PODER DEL REPRESENTANTE LEGAL

sustentarse_La Constitución de Empresas en México

Tema relacionado: EL BOOM DEL STORYTELLING

  • Sobre la administración:

Todas las sociedades deben tener un responsable de la administración, quien se encarga de la administración total de los asuntos de la sociedad.

Elegir que su sociedad sea administrada por un Consejo de Administración que debe ser formado por dos o más personas ó elegir un Administrador Único, quien podría ser uno de los accionistas o una persona que sea de la total confianza de los mismo.

  • La vigilancia de la administración:

Una vez que has decidido si Tu Empresa tendrá un Consejo de Administración o un Administrador Único, debes elegir un Comisario, él se hará cargo de revisar que la administración de la empresa vaya de forma correcta.

En este caso, se recomienda que sea un contador de confianza para los socios quien lleve éste puesto.

  • Otorgar Poderes:

Para que una Sociedad funcione de forma adecuada debe otorgar poderes que ayudarán a que todas las necesidades de la Empresa se vean cubiertas. Por lo tanto, se tendrá que considerar quiénes como personas físicas ocuparán estos roles y clasificar que facultades adquirirán con cada poder; por ello debes considerar que los poderes se dividen en generales y especiales.

  • Domicilio:

Deberás pensar bien cual será el domicilio que establecerás para tu empresa y contemplar que una empresa cuenta con dos tipos de domicilios, el Domicilio Social que es en donde se ubican tus oficinas y el Domicilio Fiscal que es el domicilio al que se factura y por lo general se encuentra donde se localiza la administración; para estos casos puedes elegir distintas localidades para ambos domicilios aunque sí pueden localizarse en el mismo sitio.

  • Objeto de la Sociedad:

En el momento de la constitución de empresas en México  debes tener muy claro el Objeto de la Sociedad o dicho de otra forma a lo que se dedicará tu empresa, por ejemplo, comercialización de bienes (compra venta, arrendamiento, producción, fabricación, importación de todo tipo de cosas ó prestación de servicios etc).

  • Monto de Capital Social y distribución del mismo:

Al constituir tu empresa necesitarás tener un Capital Social destinado previamente para el funcionamiento de la empresa, por ley no hay un mínimo para una S.A., pero si es importante que se establezca la cantidad ya que el paso siguiente, será distribuirlo en porcentaje o acciones para cada socio.

Fuente: Guia Definitiva para crear tu empresa en México

También puedes leer:

 

 

 

 

 

 

 

sustentarse_EL-BOOM-DEL-STORYTELLING

EL BOOM DEL STORYTELLING

Storytelling es el arte de contar una historia usando lenguaje sensorial presentado de tal forma que trasmite a los oyentes la capacidad de interiorizar, comprender y crear significado personal de ello.

En los años 2010 el término storytelling se ha vuelto inevitable en los blogs y foros digitales de comunicación organizativa, empresarial, legal y política, y es tema de numerosas publicaciones académicas y comerciales sobre narración aplicada a toda clase de campos profesionales.

sustentarse_EL BOOM DEL STORYTELLING

Una actividad de los narradores profesionales en busca de nuevos nichos de empleo.

Profesionales narradores y la influencia STORYTELLING

Al tiempo que se da el resurgimiento de las artes orales en diversas sociedades urbanas, en los años 80 se produce el llamado “giro narrativo” (narrative turn) en psicología y ciencias sociales, una ola de interés teórico y práctico por la narrativa que poco a poco va permeando diversas disciplinas y ámbitos profesionales que empiezan a reivindicar para su práctica “el poder de las historias”.

Este furor contemporáneo por las historias responde en las humanidades y las ciencias sociales al deseo de recobrar la textura de la experiencia vivida contra las abstracciones de la teoría conductista.

La obsesión con las historias personales surge de las corrientes psicológicas que preconizan la autoayuda y autosuperación como camino a la felicidad y el éxito.

La tesis de BA de Clark Trexler (2013) habla de la influencia que ha tenido el Paradigma Narrativo de Walter Fisher (1984) sobre el campo de la publicidad, su impacto en el éxito de marcas como Nike, Apple y Android por mención de algunas.

Según Sujatha Fernandes (2017), la actual frivolización comercial del storytelling es el resultado de un proceso más hondo que se remonta décadas atrás. Así, en Curated Stories: Uses and Abuses of Storytelling, la autora hace una lectura política de los cambios de paradigma en los usos del storytelling, desde los años 60 al boom contemporáneo.

La autora, en los años 70 la narración de historias personales era con frecuencia utilizada en los movimientos sociales feministas, indigenistas, campesinos, de inmigrantes, etc, como una metodología para la toma de conciencia sobre problemas colectivos.

Storytelling  una herramienta para la resolución de conflictos

En los 80s y 90s, de América Central a Sudáfrica, diversos acuerdos internacionales dieron por finalizados varios conflictos de larga duración alrededor del mundo, y se produjo por otro lado la globalización de las políticas neoliberales.

Las Comisiones de la Verdad, los parlamentos y la industria cultural se apropiaron de la metodología de narración personal, que se alejó del propósito de movilizar conciencias y construir movimientos colectivos y fue “reorientada a la transacción y la negociación.

LOS PODERES DE LAS HISTORIAS APLICADOS A ALGUNOS USOS CONTEMPORÁNEOS DE LA NARRACIÓN ORAL/STORYTELLING

Enganchados: Cómo los Líderes Conectan, Involucran e Inspiran a través del Storytelling, reza el libro de Dolan & Naidu (2013), uno de los muchos manuales de storytelling para el liderazgo”.

Buena partede los libros comerciales, conferencias TED y artículos sobre el “poder del storytelling” en medios digitales hablan en primer lugar de la capacidad genérica de las “buenas historias” para “conectar” con las audiencias a través de “las emociones”.

*Tema relacionado: Comunicacón asertiva para empresas

Esta eficacia comunicativa de las historias se invoca en todos los campos de aplicación de la narración oral/storytelling, desde el campo de la educación infantil (Hamilton & Weiss 2005) y juvenil (Alterio & McDrury 2003) a los libros de “storytelling para ingenieros” (Kapadia 2015) y “storytellingpara científicos”,donde se invita a los científicos “duros” a sustituir las tediosas presentaciones de hechos y cifras por historias capaces de cautivar tanto a las audiencias adultas (Olson 2015) como infantiles y juveniles.

Pero también se invocan estos poderes persuasivos y catalizadores en abogacía, homilética y política, campos que también se han hecho eco de la bonanza del storytelling aunque las historias hayan hecho parte secularmente de su práctica profesional.

Así, en ámbito derecho anglosajón (common law), particularmente en EEUU, hay una creciente literatura académica y comercial sobre el “arte del storytelling”.

Compartir: Sustentarse “CONTANDO HISTORIAS”Comunicación Responsable

 

sustentarse_EL BOOM DEL STORYTELLING

Para la consolidación de las buenas prácticas en Sostenibilidad de nuestros clientes, a través de nuestras herramientas de comunicación internas y externas, logramos transmitir mensajes eficientes a los diversos públicos, de tal manera que las estrategias, contribuyan con la consolidación de su buena reputación. El Químico Guerra como Socio – Consejero de Sustentarse, como un comunicador consolidado en temas ambientales y sostenibles, ha desarrollado una plataforma de comunicación soportada en una nueva forma de transmitir ideas, basada en la espontaneidad y sensibilidad de los mensajes para conectar con naturalidad con los diversos públicos. El concepto de “CONTANDO HISTORIAS”, utiliza la narración de historias, para lograr que los mensajes sean memorables y que quienes los reciben, encuentren un medio para relacionarse e identificarse con la historia y empatizar con la organización que los promueve.

Otro poder de las historias muy celebrado en la literatura del boom es la eficacia terapéutica. Las historias se han usado en psicoterapia moderna desde el advenimiento del psicoanálisis freudiano.

No obstante, desde el giro narrativo de los 80 han emergido nuevas psicoterapias basadas en el uso de los cuentos y las historias personales, y las técnicas narrativas se han extendido también a la propia biomedicina.

El poder terapéutico de las historias también se invoca en la literatura sobre el uso de metodologías narrativas en mediación de conflictos y “construcción de paz”.

Fuente: Storytelling: el poder de las historias”Usos contemporáneos de la narración oral.

También puedes leer: